Los beneficios de tener en casa a un perro educado

Un animal educado permite que se le manipule cualquier parte del cuerpo, sin poner objeción, ni entorpecer la labor del profesional. Esta conducta la muestra incluso cuando se le tiene que administrar medicación. Si tu perro tiene buenos modales, podrá incluso pasar la mayor parte del tiempo en la casa, con su gente o con personas a las que no está acostumbrado. Por lo tanto, esto significa mayor supervisión, menos aburrimiento, y menores oportunidades de comportamientos peligrosos.

| 28 octubre 2011 12:10 AM | Mascotas | 1.9k Lecturas
Los beneficios de tener en casa a un perro educado
Al enseñarle a tu perro como quieres que se comporte, no solo tendrás un hogar menos caótico, sino también un perro más feliz y saludable.
1993

El entrenamiento de animales se puede realizar con el dueño estando presente. Cuanto más tiempo pases con tu perro, más posibilidades habrá de que notes cuando hay algo malo con él, tal como una cojera, tos, una zona sensible, o pérdida de apetito. Al reconocer tales irregularidades en forma pronta, puedes buscar atención médica inmediata y, con suerte, prevenir problemas más serios.

Ahora, en cuestiones de paseo o salir contigo fuera de casa, querrá quedarse cerca de ti, como para esperar y escuchar instrucciones (y felicitaciones) de tu parte. Esto significa que tendrá menos oportunidad de meterse en situaciones peligrosas. Caminará o correrá a tu lado con su correa sin jalar, arrastrar, o estrangularse, así podrán pasar más tiempo juntos.

Una mascota adiestrada, sabe cuando dices “déjalo” y “suéltalo”, y sabe perfectamente en qué momento lo dices en serio. Esto te permitirá evitar que él trague objetos peligrosos. Durante el adiestramiento, también se le puede enseñar qué cosas y lugares están fuera de sus límites, como estufas calientes, calentadores, etc. Sin embargo, igualmente necesitarás limitar su acceso a lugares peligrosos cuando no puedas supervisarlo o instruirlo.

Los perros educados, aceptan sentarse inmediatamente, simplemente porque dices “no”. Sin importar qué peligro acecha, un perro que está quieto está inmediatamente a salvo. Y un perro que sigue quieto en esa posición, estará aún más a salvo. Entiende sus límites, sabe lo que se espera de él, y sufre menos ansiedad. Menos estrés significa un perro más saludable.

Finalmente, a pesar de ser adiestrado y recibir educación, hasta un perro educado necesita supervisión, instrucción, y límites. A veces inclusive límites físicos, pues permitirle a un perro, sin importar cuán educado pueda estar, que camine, corra, o vaya solo fuera de un área sin cercar y sin correa, es colocarlo en una situación de potencial peligro.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD