Falsas creencias sobre la esterilización de mascotas

1.- Mito: “Los animales esterilizados se ponen gordos y perezosos”. Realidad: En un porcentaje menor de animales, después de la esterilización quirúrgica, puede que sea necesario disminuir la cantidad de alimento que estaba acostumbrado a comer, y sin duda deberá ejercitarse más.

Por Diario La Primera | 13 abril 2012 |  915 
915  

2.- Mito: “Como encuentro hogares para las crías de mi mascota, permito que tenga cachorros”. Realidad: Debido al exceso de población de perros y gatos, cada vez que alguien permite que nazcan cachorros, se pierde la posibilidad de un hogar para uno de los innumerables animales que hay en los refugios, o para uno de los infortunados animales abandonados en las calles, que en su mayoría morirán en forma violenta.

3.- Mito: “La esterilización quirúrgica es dolorosa y peligrosa.” Realidad: Para ambos, macho y hembra, la cirugía se realiza bajo anestesia y los animales usualmente se recuperan por completo en unos pocos días. Naturalmente, las excepciones son los animales con enfermedades cardíacas, sobrepeso o de avanzada edad. Para evitar riesgos se debe advertir acerca del problema al médico veterinario que realizará la cirugía.

4.- Mito: “Perras y gatas deberían tener al menos una camada antes de ser esterilizadas”. Realidad: No hay ventajas médicas en permitir a sus animales tener crías. Esterilizar una hembra reduce la posibilidad de que contraiga peligrosas enfermedades como la piometra o tumores mamarios. De hecho, hembras que no son esterilizadas tienen siete veces más la posibilidad de desarrollar estos tumores.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario