¿Cómo identificar un caso de piómetra?

Esta enfermedad afecta a perras y gatas de mediana o avanzada edad, aunque con menor frecuencia puede afectar animales más jóvenes. Generalmente, aparece después de haber transcurrido la época del estro, después del celo cuando los niveles de progesterona están más altos. Las causas son variadas pero están relacionadas con disturbios hormonales y la edad.

Por Diario La Primera | 19 ago 2010 |    
¿Cómo identificar un caso de piómetra?
El animal cuando padece esta enfermedad está decaído, tiene secreciones de pus por la vagina (a veces no), toma mucha agua, apetito disminuido. Es un cuadro infeccioso severo por lo que puede producir una Insuficiencia renal, alteraciones hepáticas, peritonitis, etc. por las toxinas que se encuentran en el torrente sanguíneo.

Antes el único tratamiento posible era la cirugía, esta consistía en la extirpación del útero y los ovarios. Actualmente existe un tratamiento con una droga nueva que ha tenido resultados alentadores en algunos casos, evitando así la cirugía, aunque tiene algunos efectos colaterales no graves que pasan enseguida como salivación y temblores, se hace un tratamiento durante 5 (cinco) días y además se aplican antibióticos para que la infección no siga avanzando.

Este tipo de tratamiento se puede hacer una vez, la perra seguramente va a mejorar y en algunos casos cura totalmente; pero a veces la infección es tan grave que no se alcanza a expulsar la totalidad del pus del útero y hay una recurrencia del problema en un lapso de tiempo variable. En este caso no queda otra alternativa que recurrir a la cirugía y “vaciar” al animal extirpar todo el útero; y aquí la recuperación es completa debido a que se extirpa todo y con eso la infección desaparece con lo extraído.

Algunas de las causas
Durante el celo, las bacterias (la más frecuente es Escherichia coli) que se encuentran en la vagina pueden ascender hasta el útero donde encuentran un ambiente muy favorable para su multiplicación. La utilización de algunas hormonas para la prevención de las gestaciones no deseadas, predispone a la aparición de la piómetra. Si alguno de sus animales, presenta este tipo de síntomas o de alteraciones, es muy importante que se lo comunique a su veterinario, recuerde la prevención es la mejor cura.

C.M.V.P 5303
Dr. Luis Felipe Figari Gutiérrez
luis_figari@hotmail.com

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.