¿Cómo usar las golosinas para perros?

A ellos les encanta. Los premios o caramelos para mascotas son un gran invento para el paladar de nuestros amigos. Sin embargo, los expertos aconsejan usarlos adecuadamente.

Por Diario La Primera | 17 ago 2012 |    
¿Cómo usar las golosinas para perros?

Sean o no el bocadillo más apetitoso para su mascota, el uso de golosinas como premio para el buen comportamiento puede ser una herramienta muy útil, pero como dueño debe sopesar bien la decisión de esta práctica. Algunos especialistas aconsejan intentar no usar comida o bocadillos como premio a no ser que sea absolutamente necesario.

Otros, sin embargo, creen que sí es recomendable recurrir a ellas siempre que sean usadas de manera responsable, pues tienen un alto valor calórico y pueden convertirse para nuestro animal en un hábito.

Las golosinas se suelen usar para premiar un buen comportamiento. Es importante darle la golosina justo cuando tenga un buen comportamiento y no después o antes, ya que nuestro perro no podrá asociar por qué está siendo premiado. Tampoco debemos usarlo cuando nuestra mascota esté en un estado agresivo para calmarlo; o cuando sienta miedo para animarlo, ya que lo que logramos es aprobar esas conductas en vez de corregirlas.

Por lo tanto, hay que corregirlo justo en el momento en que comete algo no permitido. Solo de esta forma el perro puede tacharlo de su lista de cosas aceptables, y probablemente no volverá a repetirlo. Es una de las razones por las que es tan importante ser coherente al corregir a su perro. Si puede dormir en el sofá mientras está fuera trabajando, y solo se le prohíbe cuando usted está en casa, tomará buena nota de no subirse mientras usted esté delante, pero se sentirá libre de hacerlo en cuanto lo vea salir por la puerta. Es sabido que algunos perros incluso miran por la ventana para asegurarse que el dueño se ha marchado.

Tome en cuenta, que en algunos casos, las golosinas también pueden tener un efecto terapéutico. Si nuestro animal está enfermo por algún problema que no sea gastrointestinal y siempre que el veterinario lo apruebe, podemos dárselas para abrir su apetito. Igualmente si nuestro animal está algo deprimido y observamos que el comportamiento prevalece durante algunos días, podemos ofrecérsela como una forma de animarlo e incitarlo a jugar con nosotros para así sacarle de ese estado. Es importante saber que las golosinas pueden propiciar la sed en nuestras mascotas, por lo que es recomendable siempre poner a su disposición agua fresca.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.