¿Cómo evitar una pancreatitis canina?

Se trata de una inflamación producida en el páncreas y cuando se presenta causa mucho dolor y se hincha pudiendo afectar además al estómago, intestino delgado e hígado.

| 26 octubre 2012 12:10 AM | Mascotas | 3.8k Lecturas
¿Cómo evitar una pancreatitis canina? 3859

Es precisamente esta hinchazón la responsable de la mayoría de los síntomas que manifiesta esta patología. Hay dos tipos de pancreatitis: la aguda y la crónica. La más común entre los perros es la aguda, pero la crónica también puede aparecer y es más común en algunas razas determinadas.

La mayoría de los veterinarios coinciden en que la aparición de la pancreatitis está íntimamente relacionada con la nutrición del animal. Aunque la causa exacta de la pancreatitis se desconoce, se sabe que además de las dietas con un exceso de grasas, las comidas con un alto porcentaje en proteínas también pueden originar este problema. Los expertos señalan que entre otros factores de riesgo se encuentran la obesidad y la presencia de enfermedades del hígado, del intestino delgado y de las glándulas adrenales. También puede aparecer después de un traumatismo abdominal, tumores cerca del páncreas, cirugía o incluso ciertas infecciones.

Los síntomas más comunes son vómitos, deshidratación, dolor abdominal, letargo y fiebre. Estos síntomas son vagos y pueden ser asociados a otras enfermedades que deben ser descartadas para finalmente llegar al diagnóstico de pancreatitis. En los perros, es común que los síntomas de pancreatitis vayan y vuelvan pero cuando incluso parecen sentirse mejor el páncreas puede seguir inflamado.

Ante estos casos, los especialistas recomiendan la hospitalización del can, con ello se procederá a suprimir la provisión de alimentos o agua para que el páncreas pueda sanar. La pancreatitis aguda puede ser de riesgo vital y si no se trata con rapidez puede deteriorar rápidamente la salud de la mascota. Una vez pasados los peores síntomas se ha de implementar una dieta baja en grasas y puede que antiinflamatorios. Algunos perros aún con los mejores cuidados mueren de esta enfermedad, por lo que es necesario cuidar la alimentación del mejor amigo de la familia.

¿Cómo evitarla?
1.- Bríndale a tu mascota una dieta saludable, con ingredientes naturales, bajos en carbohidratos y muy bajos en grasas. Si es necesario, coloca a tu perro en una dieta de reducción de peso, ya que los perros obesos son más propensos a la pancreatitis.

2.- Diariamente, provee a tu perro una gran cantidad de agua, pues es el mineral más importante para la buena salud, piel, pelaje y funciones corporales.

3.- Ayúdalo a ejercitarse. El ejercicio como rutina habitual es fundamental para buenos hábitos de salud, que tienen mucho que ver con prevenir la pancreatitis.

4.- Ten cuidado. Mantén bajo llave tus residuos, la comida del perro y sus golosinas, de modo que tu perro no pueda comer de más o consumir cualquier otra cosa que pueda causarle un gran daño a sus intestinos y páncreas.

5.- Evita los suplementos. Evita administrarles suplementos de calcio o calcitriol, ya que demasiado calcio en el torrente sanguíneo puede provocar pancreatitis.

6.- Obsérvalos siempre. Presta una atención y controla cuidadosamente cualquier cambio en apetito y salud, especialmente si tienes un Schnauzer miniatura o un Terrier Yorkshire, ya que son más susceptibles a sufrir pancreatitis.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD