Violenta represión a estudiantes de UNMSM

Una pacífica manifestación estudiantil contra el by pass terminó en una batalla campal cuando la Policía decidió disolver la protesta. Efectivos policiales destruyeron muros para entrar al campus. Más de 30 heridos.

| 09 mayo 2008 12:05 AM | Locales | 2.1k Lecturas
Violenta represión a estudiantes de UNMSM
(1) Los enfrentamientos estuvieron a la orden del día entre alumnos y policías. (2) Los detenidos fueron llevados a la comisaría de la Unidad Vecinal No. 3. (3) Permanecieron alertas.

Más datos

DATO

Detienen a dirigentes

Cerca de 30 estudiantes fueron detenidos y llevados a la comisaría de la Unidad Vecinal Nº 3. Entre ellos están Miguel Ángel Solís Mesanina, secretario general del Centro Federado, y José Carlos Medina Montes, ex dirigente de dicha organización.
2176

Lo que se inició como una protesta pacífica de los estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) en contra de las obras del by pass de las avenidas Venezuela y Universitaria, terminó en ­una batalla campal entre ­alumnos y agentes de la Policía Nacional. Ya hubo choques en días anteriores, pero ayer las tensiones llegaron a una verdadera lluvia de bombas lacrimógenas que incluyó la represión policial al máximo, destruyendo muros de la casa de estudios decana de América, ­así como heridos y más de 30 ­alumnos detenidos.

Cerca del mediodía, la puerta Nº 3 de esa casa de estudios (ingreso a la Facultad de Derecho) fue escenario de una batalla con piedras, bombas lacrimógenas y gases pimienta. Pilar Santos, ex dirigente del Centro Federado de Derecho y Ciencias Políticas (CFDCCPP), declaró a LA PRIMERA que los enfrentamientos fueron iniciados por los policías, quienes les impidieron realizar una marcha hacia el Congreso, con la finalidad de presionar al alcalde de Lima, para detener las ­obras que mutilan el terreno ­universitario. “Nosotros no queríamos violencia. Inclusive, cuando llego el rochabús, todos levantamos los brazos en señal de que no queríamos problemas. Sin embargo, los policías iniciaron los ataques, e incluso hubo infiltrados con capuchas que provocaban a los policías. Tiraban piedras –vestidos como alumnos– y después desaparecieron”, narró.

Entraron a la fuerza
Posteriormente, los poli­cías entraron a la casa de estudios –violando el estatuto de la universidad, pues no tenían orden judicial– tanto por la puerta Nº 3, como por un muro aledaño al cruce de las avenidas Universitaria y Venezuela, el cual rompieron.

“Los policías tiraban bombas lacrimógenas a la cabeza y al cuerpo. Más de 32 alumnos han sido heridos, fueron llevados a la clínica universitaria. A los más graves los han llevado al hospital Daniel Alcides Carrión”, precisó.

“El estatuto de la universidad es bien claro, solamente pueden entrar las fuerzas policiales por orden judicial o autorización del rector previo consejo universitario. Han violado la autonomía. Jamás, así haya pasado cualquier cosa, no podían entrar a nuestra ­universidad”, agregó otro manifestante.

Santos sostuvo que esta lucha fue iniciada desde antes de que empiecen las obras, pues se oponen a las obras del anillo vial, “que ocuparía más de 28 mil metros cuadrados del campus. Hemos logrado que el rector (Luis Izquierdo) emita ­una resolución rectoral que detiene las obras. Sin embargo, sin la aprobación de la municipalidad, la resolución no sirve”. Acotó que la protesta no es contra la casa de estudios, pues tienen el respaldo de sus autoridades, sino para que el municipio actúe y apruebe la paralización de la obra.

Tensión se mantiene en el claustro
Alrededor de las 4 de la tarde, los estudiantes cesaron el enfrentamiento con los policías que ingresaron a su centro universitario. Hasta el cierre, mantenían una reunión estudiantil para discutir otras medidas de fuerza contra la construcción del anillo vial. Se informó que son 15 los alumnos heridos (contusiones de piedras y otros objetos) y atendidos en la Clínica Universitaria. Los alumnos hablan de más de 30, pero incluyendo a quienes se retiraron a sus casas y estarían siendo atendidos por su cuenta.

Profesores y alumnos gritaban arengas contra la obra. Horas antes, los estudiantes incendiaron un “rochabús”, conocido popularmente como “pinochito”, porque los poli­cías no permitieron realizar ­una marcha hacia el Congreso. Algunos alumnos señalan que no fueron ellos quienes quemaron el vehículo policial, pero el caso está en proceso de investigación.

Rubí Fox Bazán
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD