Violación a joven recluta remece los altos mandos

Tras la denuncia pública, televisada inclusive el fin de semana, de una recluta que asegura haber sido violada por personal superior de las FF.AA., las reacciones ayer no sólo fueron de los altos mandos sino de especialistas que alertaron sobre el aumento de estos hechos en las filas armadas del país.

Por Diario La Primera | 26 ago 2008 |    
Violación a joven recluta remece los altos mandos
El caso tomó la envergadura que debía. Reacciones se dieron en todo nivel.
Ejército verá las faltas disciplinarias, pero fuera del cuartel se sancionará al presunto violador, señala la ONG “Manuela Ramos”.

Más datos

REPERCUSIONES

La presidenta de la Comisión de la Mujer, Karina Beteta, anunció que se conformará una subcomisión que investigará el caso, y que también se han cursado solicitudes de información al ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, y al general Donayre.

La responsable del programa “Derechos a una Vida Sin Violencia”, de la ONG “Manuela Ramos”, Patricia Zanabria, señaló a LA PRIMERA que la joven agredida necesitará mayor respaldo para continuar con el proceso, “el cual es muy desgastante”. Explicó que la acusación de violación se resolverá por la vía penal, toda vez que Miró Toledo Gutiérrez, abogado de la recluta Sadith Raymondi Bazán, ya interpuso una denuncia en contra del agresor.

“El Ejército sancionará lo que corresponde a las faltas de disciplina, pero la violación ya es un delito penal que se ve en el Ministerio Público. Pero desde ya saludamos las reacciones inmediatas en el tema y valoramos que estos hechos se hagan público”, dijo, pues es el segundo caso en lo que va del año.

Los altos mandos castrenses no dudaron en asumir medidas rápidas. Fuentes del Ejército informaron que las investigaciones tienen prioridad por parte de la Inspectoría General EP, para constatar la veracidad. El comandante general del Ejército, Edwin Donayre, aseguró que no le temblará la mano al momento de sancionar a los oficiales implicados, “pues de por sí hay además una serie de actos de indisciplina que se han llevado a cabo”, como las relaciones interpersonales con personal femenino, beber licor dentro de las instalaciones del cuartel, o el hecho de que una SANAF haya trabajado como anfitriona.

Abuso
Sadith Raymondi Bazán, quien cumplía con su Servicio de Actividad no Acuartelado Femenino (SANAF) en el cuartel “Hoyos Rubio”, en el Rímac, denunció que el viernes 15 de agosto fue drogada y embriagada por el capitán Javier Grande Oré, el técnico Manuel Alvarado Talledo y el mayor Miguel Gómez Ormeño, para luego ser supuestamente violada en un hotel por este último.

El abogado de la joven exigió que los oficiales y suboficiales implicados en el caso deben ser dados de baja de inmediato, y afirmó que el mayor Gómez Ormeño será acusado por los delitos de abuso de autoridad, asociación ilícita para delinquir, secuestro y violación en agravio de la recluta.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.