Tenemos ministro bipolar

El reciente periplo por los hospitales estatales que el presidente de la Federación Médica Peruana (FMP), Julio Vargas, hizo para los medios de comunicación, y que evidenció la crisis que día a día atraviesan los nosocomios del país, puso en alerta al ministro Hernán Garrido-Lecca. Por ello optó por iniciar un diálogo con el decano del Colegio Médico Peruano, Julio Castro Gómez, en un intento desesperado por detener la huelga médica nacional indefinida, anunciada a partir del lunes 15 de setiembre.

Por Diario La Primera | 04 set 2008 |    
Tenemos ministro bipolar
Decidió cambiar de táctica ante los malos resultados de su ataque a los galenos.
Garrido-Lecca en cambio radical. Deja insultos y campaña de desprestigio para buscar diálogo al Colegio Médico ante huelga que se le avecina.

Más datos

Se lava las manos

El ministro afirmó que la actual situación de los hospitales es responsabilidad de los gobiernos anteriores, pues “en los últimos 50 años las autoridades no tuvieron ni la voluntad política ni los recursos para mejorar la gestión hospitalaria”.

De acuerdo con Castro Gómez, las conversaciones con las autoridades se iniciaron la noche del lunes, en las que –si bien aún no se han llegado a acuerdos que favorezcan a los médicos– sí se inició el diálogo “que esperamos lleve a un resultado favorable para los médicos del país”.

“El Colegio Médico me autorizó para hablar con todas las autoridades pertinentes para resolver la crisis del sector en general. Es decir, ahí incluimos las carencias en los hospitales y el reclamo de la FMP. Represento a todos los galenos en general, y abogaremos por todos”, sostuvo.

Por su parte, Vargas la Fuente señaló que si bien el Colegio Médico tiene la autoridad y el respaldo de la federación para dialogar con el ministro, “a nosotros como federación nos es irrelevante dialogar con Garrido-Lecca”.

“Hoy (ayer) nos reuniremos por segunda vez con el presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén, para acordar un encuentro con el ministro de Economía, Luis Valdivieso, y el premier, Jorge del Castillo. Si el economista Garrido-Lecca quiere estar como observador en nuestras reuniones no hay problema, pero nos es irrelevante su presencia”, indicó.

Cambia de versión
En otro intento de reconquistar a los médicos, luego de sus criticados “operativos sorpresa” y su campaña de desprestigio, el ministro Garrido-Lecca señaló que las visitas sorpresivas a los hospitales del país “han sido más para felicitar a los médicos que para sancionarlos. No queremos molestarlos, sino ver su desempeño in situ”. Aseguró que no quiere conflictos con los gremios del sector, confirmando que estas visitas de inspección continuarán a nivel nacional “pues no se busca incomodar a los médicos, sino detectar deficiencias, felicitar el trabajo del personal y solucionar posibles fallas”.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.