Quintas siguen siendo unas bombas de tiempo

Aunque no se registraron pérdidas humanas, el fuerte sismo de 5,3 grados en la escala de Richter que remeció Lima el sábado volvió a generar pánico en las quintas y solares más populares del Centro Histórico de Lima. Al miedo que se apoderó una vez más de sus ocupantes se sumaron nuevos daños en las endebles paredes, pisos y techos, que aumentan el riesgo de las numerosas familias que en los próximos meses deberán desalojar estos inmuebles, pues ya fueron notificados por la Municipalidad de Lima acerca de la condición inhabitable de los mismos.

| 31 marzo 2008 12:03 AM | Locales | 1.4k Lecturas
Quintas siguen siendo unas bombas de tiempo
Peligros que cada día se vuelven más graves, a medida que ocurren los sismos.
Más daños en inmuebles del Centro Histórico, tras sismos del sábado. Habitantes serán desalojados.

Más datos

PELIGRO LATENTE

El incendio de una escalera en la quinta Tipuani estuvo a punto de generar una tragedia hace dos semanas, ante la obstrucción de una de las salidas. El material altamente inflamable es un riesgo constante para los habitantes que moran en las inmediaciones del lugar.
1427

Mientras eso sucede, y en el lapso en el que los habitantes deberán conseguir los recursos económicos para solventar la adquisición de las viviendas remodeladas para no quedarse en la calle, cada movimiento sísmico de regular o fuerte intensidad es una pesadilla para quienes deben convivir con el peligro y vieron sus domicilios seriamente afectados tras el terremoto del 15 de agosto 2007.

En el Centro Histórico, tras un recorrido por los jirones Carlos Zavala y Manuel Cuadros en donde se presentan algunos de los casos más dramáticos de viviendas ruinosas, los moradores de las quintas Sandia y Tipuani relataron a LA PRIMERA que el sismo del pasado fin de semana volvió a generar alarma y preocupación, por el desprendimiento de algunos techos y daños en los pisos de muchos sectores, afectando a las casi 80 familias que allí habitan, incluyendo gran cantidad de ancianos y niños.

Desalojo a la vista
Fanny Lapa Ubaldo, moradora del segundo piso de la quinta Tipuani afirmó que en los últimos meses viven en constante alerta. El terremoto del año pasado abrió grietas, afectó pisos y provocó clausuras de algunos inmuebles por parte de Defensa Civil. Al experimentar el peligro nuevamente, ella y el resto de vecinos no puede recuperar la calma. “El susto fue muy grande y más aún porque aquí siempre sentimos el temor de que todo se venga abajo”, acotó.

Tal es el riesgo que ya la Municipalidad de Lima notificó a los moradores de las viviendas de los jirones Zavala y Cuadros, en base a un informe de Defensa Civil, acerca de la urgencia de desocupar el lugar, con la promesa de la venta de nuevos espacios a precios convenientes. La propuesta generó posiciones encontradas entre los vecinos, pues algunos la aceptan y otros la rechazan argumentando que se quedarán en la calle al no poder solventar los gastos.

Según la disposición de la comuna limeña, las familias tienen plazo hasta el próximo 4 de agosto para desocupar la zona en cuestión, a la espera de la remodelación prometida, pues los informes de Defensa Civil fueron contundentes.

Gerardo Pacheco T.
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD