Protestas en aumento

A una semana de la realización del Paro Nacional, convocado para el 9 de julio, los gremios, federaciones y sindicatos de trabajadores ya alistan el terreno y las protestas para hacer sentir el malestar general que recorre el país. Ayer, nuevamente el Centro de Lima se vio remecido.

Por Diario La Primera | 03 jul 2008 |    
Protestas en aumento
Desborde popular. Movilizaciones no cesan, sin embargo gobierno sigue ignorándolas.
Gremios salieron en nuevas marchas, enfrentándose a la Policía. Mineros radicalizan lucha, otros sindicatos también exigen ser escuchados

Más datos

REPRESALIAS

Luego de que se dio la ilegalidad de la paralización minera, la norma señala que los agremiados en la Federación Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú tienen un plazo de 24 horas para volver a sus centros de labores, o podrían ser despedidos por ausencia injustificada.

La Federación Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú, en huelga desde el 30 de junio marchó por las calles del Centro rumbo al ministerio de Trabajo para expresar su pedido de que se apruebe la ley de utilidades, así como la de jubilaciones.

Esta norma permitiría que los obreros mineros que trabajen en socavones se puedan jubilar a partir de los 45 de edad, y a los que laboran en tajo abierto desde los 50 años, además quienes se desempeñen en las fundiciones a partir de los 55.

Luis Castillo, secretario general de la federación minera, detalló que ellos ya han conversado con una delegación de congresistas; sin embargo hasta la fecha el pliego de reclamos presentado sigue sin atenderse. “Ahora vamos a llegar hasta el ministerio de Trabajo para que nos escuchen, tienen que atender nuestros pedidos”, advirtió.

Más de 30 delegaciones nacionales llegaron hasta la capital para plegarse a la protesta minera y hacer sentir su voz. Diversas representaciones de mineras ubicadas en Huancavelica, Huaraz y Junín también denunciaron que las empresas en que laboran los someten a condiciones de trabajo extremas. “Quieren que laboremos en los socavones por más de 12 horas seguidas. A veces ni permiten que almorcemos. Nosotros mismos tenemos que solventar los gastos de vivienda, cuando deberían habilitar campamentos para poder permanecer ahí mientras duren las jornadas”, señalaron.

También administrativos
Al igual que los sindicatos mineros, la Federación Nacional de Trabajadores Administrativos del Sector Educación (Fentase) salió para exigir el cumplimiento del aumento de sueldo en 100 soles, que el 2 de enero de este año el premier Jorge del Castillo les ofreciera en una reunión que sostuvo con sus dirigentes. Este gremio ya tiene dos semanas en huelga indefinida.

Esta lucha acabó en choque frontal con la Policía. Alrededor de 300 trabajadores de Fentase, al sentirse ignorados, echaron pintura en las pistas, siendo reprimidos por la Policía. Hubo tres heridos y cuatro detenidos.

Luis Córdoba Rodríguez, dirigente de la Fentase, señaló estar dispuestos “a seguir con la lucha hasta las últimas consecuencias”. El objetivo de su movilización fue llegar hasta la sede del ministerio de Economía y reclamar el justo incremento salarial, promesa incumplida por Del castillo.

El secretario general José Delgado también denunció el abuso del que son víctimas por parte del gobierno, y resaltó que delegaciones de Huancavelica, Ayacucho, Junín, Huancayo, Cerro de Pasco y La Libertad están en marchas de sacrificio hacia la capital para plegarse a la paralización.

La hora de los despedidos
Por su parte, la Coordinadora de Despedidos (Cordes) de la CGTP, la Cite, la Central Unitaria de Trabajadores, la Finatrase y la CTP marcharon hasta el Congreso para exigir reunirse con la comisión de Trabajo y plantear el atropello a sus derechos que plasma el decreto 025-08, dado la semana pasada por el ministro Pasco Cosmópolis, que deja sin opción a la reincorporación a los más de 10 mil empleados despedidos durante la época del gobierno de Fujimori.

Ramón Guerrero, secretario de la Cordes, refirió que ellos esperan que se publique la cuarta lista de reposiciones, pero el decreto 025-08 los ha dejado sin más opciones que acceder a la compensación. “Los despedidos por los ceses colectivos de la época de Fujimori íbamos a optar por la compensación económica, reincorporación o la jubilación. Cada uno debía escoger, pero ahora este decreto nos deja la única vía de la compensación, violando nuestros derechos”.

Omar Olivares Yzarra
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.