Ni los bomberos se salvan de las calles destrozadas

El repentino “boom” de la rehabilitación de vías que representa cierre de calles y caos vehicular en diferentes distritos de Lima, no sólo afecta a los vehículos de transporte público y sus pasajeros. Los bomberos, el personal de las ambulancias así como los pacientes de los hospitales tampoco se escapan de las pistas rotas y calles clausuradas. En un recorrido por las calles limeñas LA PRIMERA comprobó las dificultades que en estas últimas semanas atraviesan los hombres de rojo para cumplir su importante labor, pues la pérdida de minutos representa el riesgo de vidas humanas.

Por Diario La Primera | 13 set 2008 |    
Ni los bomberos se salvan de las calles destrozadas
(1) Asi lucen calles aledañas a nosocomios de la avenida Alfonso Ugarte. Veredas y pistas rotas son el panorama en el centro de Lima.
Bomberos y ambulancias pierden valiosos minutos en circular por pistas rotas mientras pacientes se arriesgan al transitar por veredas destrozadas.

Más datos

EN JESÚS MARÍA

Los vecinos de Jesús María denunciaron que las zanjas abiertas en la avenida General Garzón dificultan el tránsito y generan suciedad en las viviendas aledañas, además de ser un peligro para los vehículos que circulan de noche debido a la deficiente iluminación pública. La comuna informó que los vecinos ya habían sido informados sobre estas obras.

“Antes para trasladarnos hasta La Victoria nos demorábamos máximo 12 minutos, ahora tardamos entre 20 y 25 minutos. El cierre de vías complica nuestro trabajo”, manifestó a LA PRIMERA Enrique Igúsquiza, Capitán de la compañía de bomberos France Nº 03, ubicada en el Jirón Moquegua 240 (Centro de Lima). Al igual que esta estación la compañía bomberil Roma Nº 02 también se ve afectada por los interminables cierres.

Pacientes afectados
Desde el 8 de setiembre, día en que la Municipalidad de Lima inicio la rotura de las vías auxiliares y aceras de la avenida Alfonso Ugarte, las ambulancias de emergencia de los hospitales Arzobispo Loayza y San Bartolomé no pueden salir e ingresar libremente del nosocomio, haciéndoles perder un promedio de 10 a 15 minutos en superar dichos avatares.

Pero no solo las ambulancias sufren por las obras de construcción del corredor Metropolitano, las embarazadas, niños, adultos mayores y discapacitados se ven obligados a transitar por escombros de pistas y aceras poniendo en riesgo la vida de los transeúntes.

Cabe señalar, que al cierre de la avenida Alfonso Ugarte se suma las obras en las avenidas Emancipación, Lampa, Venezuela, Colonial, España, Arequipa, Grau y el Paseo de los Héroes Navales. Convirtiendo las calles de Lima en un verdadero desafío para los choferes.

Las obras del corredor metropolitano que unirá Chorrillos y Comas culminarán –según la comuna limeña- a fines de 2009.

Wilder Mayo
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.