Nada está dicho

Luego de pasar su primera noche recluidos en el área de prevención de sus respectivos penales, Abencia Meza y Pedro Mamanchura mantienen el ánimo devastado, producto del difícil y largo proceso judicial al cual son sometidos, según señalaron sus abogados, mientras sigue la lluvia de comentarios, acusaciones y alegadas pruebas.

Por Diario La Primera | 11 jul 2009 |    
Nada está dicho
Los personajes de esta telenovela dependen del resultado de las investigaciones.
Carta del ex soldado no variará las cosas, asegura penalista Amoretti. Sigue crítica por manejo del proceso por parte de la Policía.

Más datos

EN ESPERA

Abencia, principal sospechosa de ser autora intelectual del asesinato de Alicia Delgado, fue ubicada en el mismo pabellón que ocuparon Magaly Medina, Malú Costa y Guiliana Llamoja en Santa Mónica.

Para Salvador Chávez, abogado del ex soldado, las garantías del Poder Judicial serán determinantes para un juicio transparente. “Estamos a la espera de la instrucción y posterior juicio oral. Nadie está obligado a autoculparse, todas las pruebas encontradas son indicios que deben ser comprobados por Víctor Enríquez, magistrado del 59 Juzgado Penal de Lima”, señaló.

De igual manera, afirmó que no habrá careo ni reconstrucción del crimen, ya que no existen dos versiones del mismo, pues su defendido no realizó comentario del hecho. Insistió en que la Policía manipuló al acusado.

Día de visita
Por su parte, Olga Meza, hermana de Abencia, reconoció la difícil situación familiar que atraviesa. “Todas las que queremos a Abencia acudiremos el domingo al penal. Ella está triste pero confía en que todo se esclarezca pronto y logren encontrar a los responsables”, declaró Olga. Luis Tudela, abogado de Meza, reiteró que es preocupante la forma cómo se filtran informaciones del caso a la prensa. El letrado espera que el lunes se conozca el nombre del juez que llevará el proceso.

El Instituto Nacional Penitenciario (INPE) garantizó conservar la integridad física de Pedro Mamanchura, quien el jueves fue llevado a Castro Castro debido a las amenazas de muerte de internos de Lurigancho simpatizantes de la occisa Alicia Delgado.

De otro lado, la carta en la que Pedro Mamanchura aseguró que jamás se declaró culpable del asesinato de Alicia Delgado sólo servirá para alimentar la polémica mediática en el caso, pues no sirve como un recurso legal para su defensa ante los tribunales, según el abogado penalista Mario Amoretti, quien aseguró que “la responsabilidad (de Mamanchura) se determinará por indicios o hechos que revelen su vinculación con el hecho delictivo”.

Amoretti recordó que un juez no se deja llevar por las palabras de los supuestos involucrados. “Lo que más va a primar aquí son las pericias biológicas y dactiloscópicas”, acotó.

Referencia
Nada está dicho

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.