“Mi hija no puede superar el trauma”

Dicen que la justicia tarda, pero llega. Esa es la consigna en la familia de la cadete Diana Bazán para seguir luchando. El daño recibido contra su hija en la Escuela de Oficiales de la FAP no será olvidado. “Mi hija no puede superar el trauma, ella aún se siente mal” narró el padre, Javier Bazán, a LA PRIMERA, al manifestar que las constantes investigaciones hostigan a la cadete a recordar un hecho que preferiría olvidar.

Por Diario La Primera | 20 mar 2008 |    
El caso no queda en la separación, aclaran los familiares.
Familia de cadete violada deja atrás la salida del acusado de la FAP y piensa en un castigo real: la cárcel al violador.

Más datos

PREOCUPACIÓN

La madre aseguró que Diana continúa asistiendo a sus pruebas psiquiátricas y tras culminar sus evaluaciones el 3 de abril decidirá su futuro. “Sólo Diana decidirá si regresa a la FAP”, dijo doña Marlene. Sin embargo,  afirmó que “no me gustaría que vuelva”.

Bazán exigió que la Fiscalía eleve la denuncia al teniente acusado y acusó al director de la Escuela de Oficiales, Pedro Seabra, de no tomar con seriedad el caso e interrumpir las investigaciones para no involucrar a la FAP. Por ello, han pedido su separación preventiva. “Si se tratara de su hija, hablaría de la sanción con más seriedad y al nivel de su cargo”, sostuvo indignado.

“Que se hunda en prisión”
La madre, Marlene Hidalgo, aseguró que “no descansará hasta ver hundido en la cárcel” al teniente Jesús Ferreyra Gala, recientemente dado de baja. La madre no puede ocultar las dudas sobre la sanción impuesta, pues ya no confía en las Fuerzas Armadas. “Hace mucho dicen que lo han separado y nada era realidad, lo han cubierto buen tiempo. Ahora la FAP habla de la separación pero nosotros todavía no tenemos un papel que lo notifique”, indicó.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.