Liberan colegio de vándalos

La guerra en el colegio de San Miguel tuvo un nuevo episodio, que se espera sea el final tras ­apreciarse enfrentamientos no sólo entre autoridades, policías y vándalos contratados, sino incluyendo a padres de familia y hasta a los propios escolares. Luego de que una veintena de delincuentes tomara violentamente el centro edu­cativo 1º de Mayo, días atrás, ­ayer las puertas fueron reabiertas por orden de la 44º Fiscalía Penal de Lima, y se encontró armas caseras, como si se tratara de un fortín del hampa.

| 10 abril 2008 12:04 AM | Locales | 1.5k Lecturas
Liberan colegio de vándalos
Encontraron de todo en colegio de Cafae Essalud.
Detienen once delincuentes atrincherados. Incautaron combustible y bombas que iban a ser usadas contra padres y alumnos.

Más datos

DATO

Hasta el local educativo se apersonó el congresista José Saldaña Tovar, en representación de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte del Congreso de la República, para apoyar a los padres de familia. Señaló que su despacho se encargará de hacer valer el derecho a la educación de todo niño.
1568

Durante la intervención, ­unos nueve trabajadores (que señalaron ser de Construcción Civil) escondidos al interior del centro educativo intentaron darse a la fuga por una pared posterior del colegio cuando la Policía procedía a retirar la soldadura de las puertas, así como las mallas eléctricas que cercaban la entrada del local. Los delincuentes fueron detenidos en la calle Amsterdam de ese distrito. En su poder se les encontró palos y objetos personales.

Los agentes encargados del operativo aseguraron que los delincuentes se negaron a ­identificarse y sólo se limitaron a indicar que impidieron el ingreso de cualquier persona al colegio porque cumplían las órdenes de Leonor Ponce, presidenta del Cafae-EsSalud.

“Responsabilizamos a Leonor Ponce de contratar matones para agredir a los docentes, a nuestros hijos y de interrumpir las clases escolares de nuestros niños”, apuntó Elvira Santibáñez, una madre de familia del centro educativo.

Cuando Óscar Mejía Orellana, gerente general del Cafae, salía de las instalaciones del centro educativo, el personal policial tuvo que resguardarlo debido a que los enardecidos padres de familia lanzaron huevos al funcionario, por pretender apoderarse del local de esa institución.

Hoy, el centro educativo 1º de Mayo volverá a abrir sus aulas para continuar las labores escolares, luego que la 44º Fiscalía Penal de Lima dispusiera que no sea clausurado por haberse dado inicio ya al año escolar. Añadieron que esa institución quedará bajo responsabilidad de la directiva de la ­Asociación de Padres de Familia (Apafa) del colegio.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD