Familias se niegan a ser desalojadas

Un total de 27 familias de la Asociación de Posesionarios “San Judas Tadeo”, quienes ocupan hace 60 años una quinta de la cuadra 10 de la avenida Abancay, denuncian que una agrupación de comerciantes pretende derrumbar sus viviendas para establecer allí sus puestos de trabajo.

Por Diario La Primera | 30 jun 2008 |    
Familias se niegan a ser desalojadas
Intentan demoler terrenos.

Wilmer Farfán Castro, representante de la asociación, explicó a LA PRIMERA que parte del inmueble pertenece a la Beneficencia de Lima y otra a una de las familias residentes, por lo que no es posible derrumbar el terreno sin su autorización.

Farfán señaló como responsable a la Asociación de Comerciantes “Señor de Luren”, cuyos representantes aseguraron que ya cuentan con permiso de demolición pues le compraron su parte del terreno a la familia Ferrari Bunsen, una de las propietarias.

La quinta fue declarada “microzona de tratamiento” mediante el decreto de alcaldía 177-2003, incluyéndosele en un programa de recuperación. Las familias también cuestionan a Sedapal por aprobar el servicio de agua potable, en beneficio de los nuevos propietarios. Señalan que pidieron durante años la ampliación del servicio y nunca les hicieron caso.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.