Estado no puede cobrar a narcos

Los sentenciados por narcotráfico, principalmente Fernando Zevallos y los integrantes del cartel de Tijuana que operaron en el Perú, deben al Estado peruano aproximadamente 177'016,000 nuevos soles, según informó la procuradora antidrogas, Sonia Medina.

Por Diario La Primera | 13 ene 2009 |    
Estado no puede cobrar a narcos
La ley apunta a recuperar activos y dinero para fines lícitos.
Deuda de procesados, con Fernando Zevallos a la cabeza, pasa los 177 millones de soles, confirma procuradora antidrogas.

Más datos

MEJOR USO

Las leyes fueron modificadas para que los activos recuperados de este tipo de ilícitos puedan ser utilizados en beneficio de la comunidad, como es el caso de diversas edificaciones antes propiedad de las bandas y hoy usadas para servicio público.

Dicho monto, por concepto de reparaciones civiles, se acumuló en los juicios ganados por la Procuraduría a estos delincuentes de organizaciones internacionales de tráfico ilícito de droga. Zevallos es quien debe el mayor monto de reparación civil (100'000,000 de nuevos soles), impuesto en el año 2005 durante el juicio que afrontó con integrantes de la banda "Los Norteños".

Lo alarmante es que no hay visos de cobrar ese dinero, pues los culpados pagan sumas ínfimas, ya que niegan tener propiedades u otros bienes para cumplir las sumas requeridas por la justicia. Por ello, la Procuraduría trabaja con la Sunat, los Registros Públicos y otras instituciones a fin de detectar los bienes que tendrían.

Zevallos Gonzales, incluido en la lista de los diez narcos más peligrosos del mundo por Estados Unidos, debe abonar este pago junto con los hermanos Herles, Nelson y Ronald Díaz Díaz, Ángel Peñaloza, Antonio Ríos Lastra, Napoleón Melgarejo y Jairo Del Aguila Vela.

Otros montos importantes corresponden a los integrantes del cartel de Tijuana y al sentenciado Abelardo Cachique Rivera.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.