El otro desfile, para el pueblo...

A pesar de marginación oficial, miles esperaron afuera y las tropas les dieron espectáculo merecido. El público respaldó a los batallones, pero extrañó los tanques.

Por Diario La Primera | 30 jul 2008 |    
El otro desfile, para el pueblo
(1) El único civil que marchó con las tropas fue este niño que se robó la atención general. (2) La gente esperó y se dio el gusto de ver el desfile. (3) Tropas guerreras siguieron la marcha más allá del recinto. (4) Los “robocops” también formaron parte de la jornada. (5) El público formó un pasadizo. El desfile continuó a pedido de las masas.

Más datos

DETALLE

“No hay panzones”
Con el estilo que lo caracteriza, el comandante general del Ejército Peruano, Edwin Donayre, bromeó sobre la nueva marcha, mostrada en el desfile de ayer, indicando que ninguno de sus generales “es panzón”. El jefe militar consideró que el reconocimiento y la gratitud del público son lo más importante en estos casos, minimizando las críticas.

Para no malograr el espíritu de fiesta nacional, las tropas accedieron a darle un merecido espectáculo a la multitud que quedó fuera del reducido recinto de la Parada Militar, ante la decisión oficial de marginar al pueblo y llenar las tribunas con invitados o gente del Apra. Es así que, luego del paseo oficial, el desfile tuvo una prolongación aplaudida por la gente.

El tradicional Desfile Cívico Militar en la avenida De la Peruanidad será recordado por las restricciones que se dieron para el acceso a él, así como por la ausencia de muchas delegaciones que le daban la nota pintoresca al desfile. También se hicieron extrañar los tanques y demás armamento pesado. Pero el elemento humano supo complacer a las masas.

Una vez más el ingenio peruano se impuso y tras el paso de las tropas ante las tribunas que albergaban a los cientos de invitados del gobierno, se improvisó otro desfile, pero esta vez los espectadores fueron los ciudadanos que no accedieron a “exclusivos” pases, quienes a viva voz y en medio de aplausos pidieron a los uniformados que sigan marchando.

Los niños fueron los más entusiastas con la marcha de la Compañía Perú, (contingente militar que forma parte la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití, los llamados “cascos azules”), seguida de las unidades históricas de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, como parte del primer agrupamiento. El segundo agrupamiento estuvo a cargo de la Marina de Guerra; mientras que la Fuerza Aérea, el Ejército y la PNP participaron como el tercer, cuarto y quinto agrupamiento, respectivamente.

Calor popular
El cansancio afectó en más de una oportunidad a varios integrantes de las agrupaciones castrenses. Sin embargo, el clamor del pueblo -para que sigan su marcha- fue su mayor aliciente y recién dejaron de desfilar a la altura de la calle 6 de Agosto, varias cuadras después de la avenida De la Peruanidad. En los balcones, los árboles y los techos de los vehículos, se apostaron los espectadores a esta parada militar extendida, la cual no contó con la presencia de las delegaciones escolares, universitarias, instituciones estatales y privadas, delegaciones provinciales, entre otros.

La policía canina era esperada, pero este año no desfiló por la avenida De la Peruanidad, sino que sólo realizaron algunas acrobacias frente a la tribuna de prensa.

Ministros se defienden
Los ministros de Producción y Pesquería, Rafael Rey, y del Interior, Luis Alva Castro, negaron que el mensaje presidencial haya tenido vacíos. Rey Rey afirmó que, en el caso de los pescadores jubilados, la problemática es a causa de la mala administración de la Caja de Pensiones del Pescador, negando las versiones de los jubilados, quienes lo responsabilizan por no recibir sus pensiones y gratificaciones de julio. No quiso asumir la culpa.

Por su parte, Alva Castro, acabado el desfile militar, se pronunció respecto al caso que remeció Chincha. Aseguró que en estos días el asesino de la niña de 6 años Alexandra Carbajal Herrera ‘Sandrita’, hallada muerta de 13 puñaladas, será presentado a la opinión pública. Por la tarde, lo desmintieron. El coronel Leonardo Morales, jefe de la División de Homicidios de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), quien se encuentra en Chincha analizando el caso, informó que los efectivos policiales si bien tienen las investigaciones avanzadas, “les falta un poco más de tiempo para dar con la captura del criminal”.

Dayhana Cam
Rubí Fox
Gerardo Pacheco
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.