Duelo de “Cristos” en el Vía Crucis limeño

Llevar un mensaje de amor y esperanza era su estandarte de batalla. Aquí no importaba el sofocante calor, ni el cansancio. Sólo importó seguir a su fe y esparcir el lema de perseverancia y fervor religioso. ‘Jesús’ cae y se levanta una vez más cargando esa pesada cruz sobre sus hombros. No le importa el dolor, sólo ‘salvarnos del pecado’.

| 22 marzo 2008 12:03 AM | Locales | 559 Lecturas
Imponente imagen hizo recordar a católicos calvario de Jesús.
Junto a procesión del Señor de los Milagros, “Cristo Cholo” y “Cristo Pobre” colmaron atención limeña.

Más datos

Crítica

‘Marito’ Valencia labora como transportista de combustible. Pero en Semana Santa es un personaje especial. El “Cristo Cholo” aclaró que su organización Emmanuel no cobra por el Vía Crucis. Asegura que su cruz fue bendecida por Juan Pablo II y criticó la ordenanza municipal que quería cobrarle 60 soles por cuadra. Esta vez recibió el apoyo de la comuna de Rímac.
559

Será un Viernes Santo recordado porque fue la primera vez que dos “Cristos” representaban la Vida, Pasión y Muerte del Salvador. “La competencia es buena porque se trata de una obra de amor. Que Dios bendiga a quien imite al Señor”, decía Mario Valencia Rivadeneira, el popular “Cristo Cholo”. Los cientos que lo siguieron en el Vía Crucis sabían que todo era parte de un teatro, sin embargo algunos no soportaban ver su sufrimiento tras los golpes de los soldados romanos.

Un arduo camino
Valencia se detuvo en siete Iglesias, incluida la Catedral que albergaba al Señor de Los Milagros. La procesión del Cristo Morado reunía a miles de fieles que colmaban las parroquias con lemas como “Jesús vive”. En pleno marzo, parecía octubre.

El “Cristo Cholo” continuó su arduo caminar. Cae. Se levanta. Vuelve a caer. Pero se para de nuevo y sigue. Finalmente será ‘crucificado’ en lo alto de Lima, y lo sabe. Pero no se rendirá hasta cumplir su promesa. “Es un mensaje de fe, caeremos pero nos levantaremos y lograremos nuestros objetivos porque Dios está al lado”, contaba Juan Guerra, quien protagoniza al apóstol Juan desde hace 18 años.

Valencia asegura que su amor a Dios surgió hace 30 años. “Habitaba un mundo oscuro, vivía a orillas del río Rímac en un submundo y le pedí al Señor sacarme del infierno. Sentí la mano de Dios en la oscuridad y me dediqué a seguirlo y cargar su cruz”, narra.

“Lucha” de cruces
El cerro San Cristóbal se convertía por vigésima segunda vez en el ‘Calvario’ de Valencia. Pero para el “Cristo Pobre” Carlos Guerra, apoyado por la comuna limeña, era su primera vez. Imita a Jesús desde hace 24 años en Chorrillos y esta vez quería llegar alto. Su fe lo ayudó a subir el San Cristóbal con una cruz de 90 kilos, pero el agotamiento lo mandó al tópico del museo en la cima. Sintió la ‘Pasión’ misma.

Guerra narró: “Llegué mareado, las piernas me dolían. Llegué a la cima porque me ayudó la gente”. Finalmente, indicó que era la última vez que hacía el papel de Cristo. Pese a que se habló de rivalidades, cada uno destacó que sólo seguían el camino de Dios para que el pueblo recupere la fe.

Gianfranco Gonzales F.
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD