Delincuentes toman colegio por la fuerza

Nuevamente una escuela es tierra de combate. Ayer el Colegio Primero de Mayo – Cafae, de Essalud, amaneció diferente. Se asemejaba más a una base militar, con las puertas soldadas, mallas eléctricas que protegían el perímetro de la entrada y una veintena de delincuentes que provistos de enormes palos puntiagudos atacaban a quienes –ya se escolares, padres de familia, reporteros gráficos e inclusive fiscales- intentaban ingresar al colegio tomado por los malhechores. Los enfrentamientos no se hicieron esperar…

| 08 abril 2008 12:04 AM | Locales | 2.4k Lecturas
Delincuentes toman colegio por la fuerza
Los niños quedaron en la calle y sin colegio.
Se atrincheran en centro educativo, sellan las entradas dejando a cientos de escolares en la calle.

Más datos

DATO

Cornelio Gonzales enfatizó que estos lamentables hechos seguirán sucediendo si es que el Indecopi no cumple con su función.
2409

Desde tempranas horas, cientos de padres de familia junto a sus hijos se aglomeraron en el frontis del ente educativo, con el afán de defender el justo derecho a la educación y no dudaron en enfrentarse a los delincuentes, al ver que representantes de la Fiscalía –que acudieron al local- no hacían mucho. Decidieron tomar la justicia por sus manos y -ayudados por una escalera- arriesgaron sus vidas trepando los muros a pesar del cerco eléctrico para ingresar al local, pero fueron repelidos primero por la Policía y después por los agitadores profesionales que los atacaban con palos y piedras.

Los padres familia acusaban a Cafae- Essalud de contratar los delincuentes para apoderarse del local, con la finalidad de posteriormente construir un conjunto habitacional. “Nosotros pagamos nuestro dinero, somos trabajadores de Essalud, nadie nos regala nada”, señaló Cecilia Loayza, madre de unos de los escolares y Presidenta del Comité de Defensa.

Al ser instados los delincuentes a abrir las puertas, por Guillermo Loyola Neira, Fiscal Adjunto de la Fiscalía Provincial de Lima, segundo representante de la Fiscalía que llegó al lugar, los malhechores se negaron y solo uno de ellos respondió al fiscal por una pequeña ventana.

El malhechor se identificó como Jhony Solórzano, quien aseguró ser trabajador de Cafae pero de otra sede. Señaló que obedecían órdenes de la Directora de Cafae y sostuvo que él y otras 20 personas ingresaron al colegio el domingo, con el objetivo de cuidar que nadie ingrese.

Wilder Mayo Méndez
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD