Blanca Varela partió

En la misma semana del deceso del escritor y periodista Guillermo Thorndike, ahora la muerte se llevó a la laureada poeta Blanca Varela, de 82 años de edad, quien falleció ayer en una clínica local.

Por Diario La Primera | 13 mar 2009 |    
Blanca Varela partió
La reconocida poetisa se fue, pero sus obras la dejarán por siempre entre nosotros. Sus restos fueron cremados por decisión familiar.
Letras peruanas siguen de luto. Poeta peruana falleció ayer. Familia busca privacidad para despedir a la querida dama

Más datos

VIDA DE VATE

Varela nació en Lima, Perú, en 1926. Perteneciente a una familia de escritores y artistas, en 1943 ingresa a la Universidad de San Marcos para estudiar Letras y Educación, donde conoce a los poetas Sebastián Salazar Bondy, Javier Sologuren, Jorge Eduardo Eielson, Francisco Bendezú y a quien sería su esposo, el pintor Fernando de Szyszlo.

Posteriormente viajó a Francia en 1949, momento clave en su desenvolvimiento poético, pues conoce ahí al poeta Octavio Paz, personaje que la apoyaría en su carrera. En su estancia en Francia le presenta a los círculos de intelectuales del momento. También radicó un año en Florencia, donde adquirió influencia de la pintura Renacentista, y luego vivió un tiempo en Washington D.C.donde realizó trabajos de traducción y periodismo. Desde 1962 regresó a Perú.

La familia de la vate notificó el deceso, sin embargo no quisieron detallar cuál habría sido la causa del fallecimiento, así como tampoco revelaron datos sobre el velorio, pero informaron que este se realizaría en estricto privado.

Como se recuerda, hace tres años la poetisa sufrió un derrame cerebral, luego del cual no pudo recuperarse por completo, por lo que decidió recluirse junto a sus familiares, alejada de los medios y de las entrevistas. Para el poeta Carlos Germán Belli, con la muerte de Varela el país pierde “una de las cumbres de la poesía peruana”.

La obra literaria de Varela fue reconocida internacionalmente y se ratificó su calidad con la entrega del premio más importante de la poesía en castellano, el Octavio Paz, que le fue otorgado en el 2001, así como el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, 2007, a cuya ceremonia de entrega no pudo asistir por razones de salud, pero fue representada por su nieta.

En 1959 publica su primer poemario, “Ese puerto existe”, que iba a titularse “Puerto Supe”, pero, cuentan sus biógrafos, por consejo de su mentor, Octavio Paz, fue modificado a la versión como vio la luz la edición impresa.

Entre sus obras más importantes destacan “Este puerto existe”, “Luz de día y Valses” y otras confesiones. Luego, a fines de los 70, aparece “Canto villano”. También editó su antología de 1949 a 1998, “Como Dios en la nada”.

Autora del catálogo del Fondo de Cultura Económica y, funcionaria de su filial del Perú en los años 1974-1997; Varela es una de las escritoras más representativas de Iberoamérica en la segunda mitad del siglo XX; a quien Octavio Paz, Nobel de Literatura 1990, consideraba, “...una poeta que no se complace con sus hallazgos ni se embriaga con su canto”.

“Su poesía no explica ni razona. Tampoco es una confidencia. Es un signo, un conjunto frente, contra y hacia el mundo, una piedra negra tatuada por el fuego y la sal, el amor, el tiempo, la soledad”, señalaba Paz.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.