Apoyo al paro nacional crece

Denuncian amenazas. Durante la conmemoración del Día del Maestro, desde el Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (Sutep) ratificaron que no cederán en su decisión de participar del paro nacional del 9 de julio, pese a los mensajes amenazantes que llegan desde el Ministerio de Educación.

Por Diario La Primera | 07 jul 2008 |    
Apoyo al paro nacional crece
A pesar de las amenazas recibidas, confirman que apoyan el paro de este miércoles.
En su día, maestros ratifican su adhesión. Más gremios en Lima y provincias se suman a la jornada.

Más datos

CANSADOS

Empresas de transportes interprovinciales de Huaraz a Lima y a Trujillo, ante el anuncio de paro regional de 72 en Áncash –desde hoy y hasta el 9–, suspendieron la venta de pasajes para las salidas durante ese periodo  que evite cualquier incidente, señalan los administradores.

El presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Huaraz, Luis Villarreal, asegura que el paro se desarrollará en forma pacífica. Invocó a las fuerzas del orden vigilar la movilización para que detecten infiltrados que pudieran generar actos violentistas.

Luis Muñoz Alvarado, secretario general del gremio docente, precisó que sus banderas serán el reclamo por lo que consideran “política antisindical y de desprestigio en su contra impulsada por el gobierno” y la exigencia de una auténtica reorganización del sistema educativo, que incluya “evaluaciones justas y transparentes, así como la erradicación de la corrupción”.

El dirigente recordó que siguen esperando que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el pedido de inconstitucionalidad de la Ley de Carrera Pública Magisterial, que –consideró– “vulnera los derechos del magisterio e impide la igualdad de oportunidades”.

En referencia a lo dicho por el viceministro de Educación, Idel Vexler, quien adelantó que los maestros que no laboren este miércoles sufrirán descuentos, Muñoz señaló a LA PRIMERA que los funcionarios del sector “son juez y parte al declarar la ilegalidad de la huelga”, por lo que solicitó que sea una instancia neutral –como el Ministerio de Trabajo– la que determine eventuales sanciones.

En la jornada dominical, en la que los maestros del país celebraron su día y el aniversario del gremio docente, los miembros del Sutep realizaron una misa en la iglesia Recoleta del Centro de Lima, en honor a los militantes fallecidos en luchas sindicales. También incluyó una romería al cementerio El Ángel.

Más respaldo
De otro lado, representantes de los distritos de Lima-Este (Chosica, Ate Vitarte, Santa Anita) aseguraron su participación en el paro del miércoles, pues señalaron que apoyan la plataforma de lucha que se ha presentado a nivel nacional, por lo que afirmaron que las actividades en esta zona de la capital paralizarán totalmente. Precisaron además que su protesta es pacífica y que tienen un pliego de reclamos propio.

Gian Carlo Aniceto Varas, coordinador sindical de la CGTP Lima-Este, precisó que el trabajo no termina luego de la jornada del 9 de julio, sino que –por el contrario– continuará los días posteriores. “Tenemos un plan de trabajo que consiste en hacer asambleas en cada distrito, con el fin de crear una alternativa propia ante la política neoliberal del actual gobierno”, dijo.

Voces del interior
De igual manera, este fin de semana se plegaron otros sectores del interior. En Iquitos, dirigentes de diferentes gremios realizaron, en la Plaza de Armas, un lavado de banderas denominado “Contra la corrupción”, en apoyo a la Federación Nacional de Trabajadores de la Empresa Nacional de Puertos (FENTENAPU) que está en contra de la aprobación del Decreto Legislativo 1022 dado por el Ejecutivo, el cual plantea entregar la infraestructura portuaria a manos del sector privado por 60 años. Se pronunciaron a favor del paro a nivel macrorregional, que en su caso será de 48 horas.

Y en el norte, los principales dirigentes de los gremios sindicales se reunieron en la Asamblea Popular de los Pueblos de Lambayeque para confirmar su participación en el Paro Nacional.

En la asamblea participaron dirigentes del SUTEP – Lambayeque, quienes señalaron que se plegarán a la medida de lucha con la participación de 4 mil docentes. Se sumarán docentes de universidades públicas y trabajadores penitenciarios.

Demandan la rebaja del costo de vida, el cambio de la política económica, frenar las alzas, piden aumento general de sueldos, salarios y pensiones, el cese de las privatizaciones, así como la defensa de los recursos naturales.

El panorama ante la cercanía del paro nacional aumenta a medida que pasan las horas.

Por otro lado, la Federación Departamental de Áncash manifestó que acatará el paro, en su caso el lunes, martes y miércoles. De esta manera, se sumarán al pedido de la Confederación Nacional Agraria y otras organizaciones que reclaman la rebaja de los fertilizantes que se elevaron al 100 por ciento.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.