Voces de diálogo

Resulta saludable que los llamados al diálogo se multipliquen, en diversos tonos y términos y desde distintos puntos de vista, como forma de solución al persistente conflicto en torno al proyecto minero Conga.

| 25 abril 2012 12:04 AM | La Primera Palabra | 660 Lecturas
660

Esas exhortaciones tienden a multiplicarse, tras las nuevas condiciones, de carácter ambiental y socioeconómico, que el gobierno le ha puesto como requisitos para su viabilidad; condiciones que emergen del peritaje realizado por tres expertos europeos al estudio de impacto ambiental del proyecto.

Es que nadie en su sano juicio desea que regresen los días de tensión y confrontación de fines del año pasado, cuando la ausencia de consenso en Cajamarca en torno al proyecto, debido a las preocupaciones por sus efectos en el entorno, dieron lugar a su congelamiento, al anuncio del peritaje y a una crisis política cuyas consecuencias siguen haciéndose sentir.

Aún con un plazo en marcha para un paro general, plazo que por su extensión deja espacio para conversar, las posibilidades del diálogo parecen estar abiertas y así lo han expresado las partes de la contradicción, con distintas condiciones, y en medio de voces sensatas que buscan acercarlas, en aras de un entendimiento.

La Iglesia Católica, la Defensoría del Pueblo, la CGTP, la CUT y otras expresiones de la sociedad civil se han pronunciado reiteradamente en ese sentido y las dos primeras, como la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales, han ofrecido con anterioridad sus buenos oficios para viabilizar el diálogo, mientras el Ejecutivo prioriza la información a las instituciones cajamarquinas con las que tiene contacto, sobre los resultados del peritaje y las nuevas exigencias planteadas a Conga.

Es indispensable que la empresa minera a cargo de Conga defina cuanto antes su aceptación a las condiciones planteadas, habida cuenta que sin esos cambios el proyecto difícilmente saldrá adelante, y que el Presidente de la República ha advertido que no hay alternativa para ella que aceptar las condiciones que el Estado peruano le plantea.

Es importante que el diálogo con respeto mutuo y ánimo de entendimiento se haga efectivo cuanto antes, y que se logre una solución que concilie los derechos y expectativas de la población afectada con las necesidades de inversión necesaria para la economía nacional, inversión que deberá ceñirse en adelante a la nueva realidad que emerge del conflicto en torno a Conga.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD