Una buena noticia

El levantamiento de la huelga magisterial es una muy buena nueva para millones de niños y adolescentes de colegios del Estado y para sus padres, angustiados por la pérdida de un mes de clases como consecuencia de una huelga que exigía atención a las demandas de mejoras salariales del gremio organizado en el Sutep.

Por Diario La Primera | 06 octubre 2012 |  650 
650  

La paralización ha sido levantada sin que tales demandas, motivadas por la precaria situación de los profesores, hayan sido atendidas, lo que indica que asistimos a una suspensión del paro, una salida transitoria –los huelguistas solo han obtenido un bono extraordinario- y que el conflicto puede volver a plantearse de no solucionarse el problema de fondo.

El gobierno ha asegurado que la legislación de reforma magisterial, pendiente de aprobación en el Poder Legislativo, garantizará un aumento de sueldos para todos los maestros y posteriormente la posibilidad de optar por ascensos de categoría con nuevas mejoras salariales, junto a otros estímulos.

Es de esperar que este proceso se desarrolle con la participación de los maestros, marginados por sucesivos gobiernos en las últimas décadas; lo que deberá fortalecer al Sutep, organización democrática contra la que se han lanzado, para dividirla o fracturarla, fracciones influidas por grupos radicales en extremo.

La buena noticia de que las clases se reiniciarán el martes próximo contrasta con la preocupante falta de salida a la huelga de los médicos del Ministerio de Salud. Los dirigentes del movimiento culpan de la grave situación a la pervivencia de una política restrictiva que desdeña necesidades sociales como la salud y la educación, según denuncian.

Es sin duda de necesidad urgente la atención de esos sectores de importancia estratégica para el desarrollo y el futuro del país; y, en lo inmediato, el país requiere la flexibilidad y la apertura de las partes para que arriben a un entendimiento que normalice la actividad de los hospitales del Estado, los que están para servir a los más necesitados, para quienes no tienen medios para pagar los servicios de clínicas privadas.

Lamentablemente, la protesta de los médicos ha llegado, por falta de acuerdos, a una situación extrema, en la que los jefes de departamento de los hospitales han comenzado a renunciar, lo que puede llevar al caos a los nosocomios y generar graves consecuencias.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119379 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario