Un fracaso previsible

El fracaso del sexto paro que intenta una fracción de transportistas empeñada en impedir la reforma del tránsito y el transporte, de ninguna manera ha sido una sorpresa para la ciudadanía, que ha consagrado a esa reforma como una de las prioridades para hacer de la ciudad de Lima un lugar más grato y seguro para vivir.

| 27 setiembre 2012 12:09 AM | La Primera Palabra | 825 Lecturas
825

Todas las encuestas evidencian que la reforma es, entre las medidas y programas de la Alcaldesa de la ciudad, la que mayor respaldo popular tiene, lo que resulta lógico, teniendo en cuenta el carácter caótico y peligroso del servicio de transporte urbano de pasajeros, uno de los principales dolores de cabeza de los limeños.

A ese sentir parecen haberse sumado la inmensa mayoría de los propios transportistas que ayer dieron la espalda a la fracción dirigencial.

Los transportistas salieron masivamente a trabajar y a brindar a la población un servicio indispensable para los millones de limeños que necesitan movilizarse para laborar, estudiar o realizar otras actividades indispensables.

Se impusieron, por cierto, la seguridad y el orden, a cargo de la Policía y el Serenazgo, que neutralizaron cualquier intento de alterar el orden, pues no hubo hechos de violencia.

La imagen del fracaso de ayer la dieron los dirigentes saboteadores de la reforma, cuando proclamaban el supuesto éxito de su paro, mientras delante de ellos y de las cámaras y reporteros, numerosos vehículos de servicio público ofrecían sus servicios, con notable normalidad.

Hay que reconocer la serenidad, el orden y los mensajes adecuados del Gobierno Municipal frente a la contingencia, como factor que ha contribuido a que la población y los transportistas rechacen la nueva embestida contra la ciudad.

Resulta significativo por otra parte que, en la medida que la fracción derrotada desenmascaró sus propósitos políticos al sumarse desembozadamente a la maloliente campaña por la revocatoria de la Alcaldesa, el fracaso del paro ha sido también el fracaso de los revocadores.

Con la nueva victoria de la causa de la reforma del transporte, el Gobierno Municipal de la ciudad ha recibido el renovado mandato de llevarla adelante con mayor decisión y celeridad, con la fuerza y la convicción que le otorgan el amplio respaldo ciudadano.

Definitivamente, ha quedado claro que nada podrá detener la reforma, lo que llena de satisfacción a los ciudadanos.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD