Triunfo que reconforta

Al abatir en una eficiente operación a uno de los principales cabecillas de la fracción subversiva que opera en el Vraem, las fuerzas combinadas del Ejército y la Policía han asestado lo que parece ser su más importante golpe al grupo de remanentes terroristas dedicado a emboscar y hostigar a las fuerzas militares y que ha llegado a expandir el área de sus acciones hasta la provincia cusqueña de La Convención.

Por Diario La Primera | 06 setiembre 2012 |  651 
651  

El subversivo muerto en la incursión de las fuerzas del orden era además un experimentado francotirador y en este papel mató a una destacada piloto policial, en la zona de La Convención, y participó en las nefastas emboscadas que cobraron otras vidas igualmente valiosas entre los soldados y policías, logrando gran repercusión mediática y política.

Esos ataques se realizaron al amparo del factor sorpresa que juega a favor de quienes dominan un terreno difícil desde hace mucho tiempo, ventaja a la que se sumaron las carencias de las tropas enviadas a controlar a la subversión, junto a la delictiva actividad del narcotráfico y la ausencia del Estado que permite a los terroristas ganarse el apoyo de buena parte de la población civil.

El logro alcanzado ayer, que llena de satisfacción a la ciudadanía, parece evidenciar que los largos años de duro aprendizaje y de fracasos –de políticos y mandos militares que hoy pretenden pontificar sobre cómo combatir a la subversión- han comenzado a rendir frutos, lo que eleva la confianza ciudadana en que la violencia insensata será derrotada, para desazón solamente de sus protagonistas y de aquellos políticos conservadores que utilizan el tema para magnificarlo y ganar protagonismo y réditos políticos.

No hay que olvidar que tanto o más importante que el trabajo de inteligencia y las operaciones militares contra los remanentes terroristas, lo estratégico, es establecer plenamente la presencia del Estado en el territorio que alberga al foco subversivo, una presencia que se traduzca en educación, salud y desarrollo, así como seguridad, que prive a los facciosos del apoyo o la tolerancia de la población.

Con el desarrollo inclusivo del Vraem y la creación de oportunidades de producir y trabajar, los pobladores de ese territorio y sobre todo los jóvenes que allí viven, sabrán que tienen más opciones que sumarse a la subversión y/o trabajar para el sucio negocio del narcotráfico. Allí vendrá la victoria estratégica y definitiva de la ciudadanía.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario