Tiempo de solidaridad

Consecuencia evidente de los cambios climáticos, una temporada de lluvias que se ha prolongado en exceso está provocando desgracias en diversos puntos de la difícil geografía peruana, confirmando que ésta sigue siendo, como lo ha sido a través de los siglos, un desafío a la tenacidad y el espíritu luchador ante las adversidades que siempre ha caracterizado a los peruanos.

| 08 abril 2012 12:04 AM | La Primera Palabra | 4.2k Lecturas
4280

Esta vez la naturaleza se ha ensañado en particular contra los pobladores de Chosica, Chaclacayo y Ricardo Palma, en Lima, y en Iquitos y otras poblaciones loretanas; y la desgracia, como siempre, ha llegado de la mano con sus acompañantes infaltables: la pobreza y la falta de previsión.

Viviendas, escuelas, centros de salud, campos de cultivo, han sido arrasados por las aguas, ocasionando daños cuya cuantía aún no se ha precisado, pero que parece considerable, sobre todo en las inundaciones registradas en Loreto.

Como siempre, las más golpeadas son las familias pobres, obligadas por la falta de medios a vivir en zonas peligrosas, en las quebradas que son ruta infalible de los huaicos en el caso de Chosica, o a exponerse a la crecida de los caudalosos ríos selváticos en el caso de Loreto.

La asistencia de las autoridades ha sido presta para aliviar los padecimientos de las familias afectadas y, por las primeras evaluaciones, será necesario un esfuerzo sostenido, habida cuenta de la devastación sufrida y de la necesidad de tomar medidas para que problemas similares no vuelvan a presentarse.

Por ello, consideramos positivo que oficialmente, además de proveer de carpas, víveres, ropa, alimentos y medicinas a los damnificados y afectados, ya se esté pensando en soluciones firmes, como la de reubicar en áreas más seguras a comunidades expuestas al embate de las aguas.

Más allá de reproches a los males de nuestro persistente subdesarrollo, sin los cuales la destrucción no sería tan grande, es el momento de la solidaridad. Lo sucedido es una oportunidad para que los peruanos vuelvan a demostrar su capacidad de altruismo para brindar su mano amiga a los compatriotas en desgracia que tanto lo necesitan.

Sabemos que esa solidaridad va a expresarse nuevamente, como lo hemos visto ante desgracias como el terremoto del sur y en otras ocasiones en las que ha sido necesario enfrentar juntos la adversidad.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD