Sospechosa negativa

La sospechosa negativa de quien hasta hace poco gobernó el país bajo la permanente sombra de la corrupción, a declarar en el proceso judicial del caso BTR, pone en seria duda la palabra que empeñó cuando, poco antes de dejar el gobierno, aseguró con locuacidad y aparente valentía, que acudirá a declarar en los tribunales cuantas veces fuera requerido.

| 25 agosto 2011 12:08 AM | La Primera Palabra | 658 Lecturas
658

Además, la actitud del exgobernante, que arguye que los contenidos de sus comunicaiones eventualmente intervenidas eran públicos y que no debe ser considerado parte agraviada, no es suficiente explicación ni demuestra voluntad de colaborar con la justicia.

Parece ser que las duras declaraciones hechas a este diario por uno de los principales acusados del caso “Petroaudios”, que le imputa haberse enriquecido ilícitamente durante su segundo período de gobierno, lo han intimidado al punto de ponerlo en fuga.

El exmandatario escapó ayer de las preguntas de la prensa sobre las declaraciones de quien lo conoce muy a fondo, entre otras cosas por haber sido el abogado tributarista que lo ayudó ante las acusaciones, nunca juzgadas, de enriquecimiento ilícito en su primer gobierno.

Su falta de voluntad de cooperar con la justicia apeló el 12 de agosto a la explicación de que no asistía al citatorio de los jueces porque tenía que declarar en otro caso, pero luego se reiteró la negativa, que pretende sea aceptada por la Sala Penal que ve el caso para que no lo considere agraviado.

Los magistrados deben evaluar con entereza y sin contemplaciones el comportamiento del exgobernante y, de considerarlo necesario, tomar las medidas para obligarlo a comparecer de grado o fuerza, como estiman corresponde abogados vinculados al proceso.

Nadie podrá decir que un procedimiento de ese tipo atenta contra su dignidad del exmandatario, pues es su comportamiento huidizo el que irrespeta esa dignidad.

Haría bien entonces en desistir de su posición y presentarse a responder con verdad a las preguntas de los jueces, si nada tiene que ocultar y si es inocente de las acusaciones que le han sido lanzadas en el juicio BTR, de haber manipulado la investigación y ordenado la desaparición de pruebas comprometedoras para gente de su entorno.

La actitud evasiva del expresidente en este caso y las acusaciones lanzadas por su exabogado han alentado la demanda de legisladores, comunicadores y otros luchadores anticorrupción, de que se cree una comisión investigadora que esclarezca a fondo los casos de posible corrupción registrados en el gobierno recientemente terminado.

Esos sectores creen, como nosotros, que ha llegado el momento de acabar con la impunidad de los corruptos que alienta a quienes buscan llegar al gobierno o asumir un cargo público para medrar a costa de los intereses y la dignidad del pueblo y de la patria.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD