Sin plazos

En medio de una verdadera estampida de especulaciones, presiones y ambiciones lanzadas tras cargos ministeriales en el nuevo gobierno, el presidente electo ha confirmado que trabaja sin apuros ni presiones y que el 28 de julio el Perú tendrá al equipo que hará La Gran Transformación, objetivo del programa político que, concertado y consensuado, logró el apoyo de la mayoría nacional el pasado 5 de junio.

Por Diario La Primera | 02 jul 2011 |    

En los hechos, el gobernante elegido por esa mayoría ciudadana de convicciones democráticas, parece habernos dicho que, ante las presiones, provenientes sobre todo de sectores que alientan objetivos ajenos a los de la corriente renovadora expresada en las urnas, no acepta plazos que no sean los de la Constitución, que lo obliga solo a instalar el nuevo Consejo de Ministros el día del inicio de su mandato, el 28 de julio.

Sectores interesados pretenden devaluar la confianza otorgada por la ciudadanía al nuevo gobernante y para ello apelan a la supuesta necesidad de avales o garantes que el pueblo no ha autorizado, lo que buscaría mediatizar la convicción, expresada una y otra vez por el presidente electo, de que solo tiene compromisos con el pueblo que lo eligió y no con grupos económicos.

Ha dejado en claro también que solo a él le corresponde decidir los nombramientos ministeriales, según la Carta Magna, algo que, ciertamente, admiten tanto sus seguidores como los aliados que, por una u otra vía, filtran o sugieren nombres para tal o cual cartera o promueven uno que otro supuesto aspirante o favorito, para ponerlo en la palestra, a los ojos del elegido.

Se trata de un ejercicio que resulta inútil, teniendo en cuenta la decisión del mandatario electo de no ceder a presiones, independiente de haber resuelto al mismo tiempo hacer un gobierno de unidad, con participación de sectores políticos y personalidades democráticas, obviamente bajo la batuta y la orientación de quien fue escogido por el pueblo para dirigir los destinos del país.

Son positivos los llamados a dejar tranquilo al próximo gobernante, para la reflexión y el análisis necesarios para las importantes decisiones que debe tomar, y no solo estamos hablando del nombramiento de sus ministros, sino de las tareas que deberá emprender el nuevo gobierno a fin de poner en práctica con la mayor prontitud posible, para honrar las promesas de cambio en democracia para superar la desigualdad con una mejor distribución de la riqueza.

Poco favor le hacen a la democracia y al éxito de la próxima administración quienes pretenden someter y condicionar con sus presiones al nuevo gobernante, desde semanas del inicio de su mandato quinquenal, actitud en la que parece asomar el indisimulado afán de sabotear la nueva administración o, peor aún, desestabilizarla, aun al costo de destruir la democracia por la que ha luchado el pueblo.

Referencia
Sin plazos

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.