Se impone la sensatez

Ayer nomás nos extrañábamos de la crispación agresiva, la violencia y la lluvia de insultos que en los últimos días han desatado los revocadores contra la Alcaldesa de nuestra ciudad y decíamos que tal actitud casi compulsiva no guardaba coherencia con la supuesta seguridad de esos elementos en el éxito de sus aviesos propósitos, a partir de lo que les decían las encuestas.

| 09 febrero 2013 12:02 AM | La Primera Palabra | 857 Lecturas
857

Y ayer mismo se confirmaron nuestras previsiones sobre lo endeble de la ventaja que tenían en los sondeos; con la publicación de los resultados de una encuesta que parece indicar un cambio en la tendencia de la ciudadanía limeña, con un firme repunte del NO a la revocación y un evidente declive del respaldo al Sí, que si bien no es definitivo, algunos analistas electorales han comenzado ya a llamar desplome.

La novedad parece haber causado desconcierto y más nerviosismo, pues se han multiplicado los voceros del Sí, los discursos sobrepuestos, las medias verdades y los lugares comunes, con el común denominador de no ofrecer más que incertidumbre e inestabilidad.

Y no es para menos, pues los expertos electorales han comenzado a dividir sus previsiones entre quienes creen que la tendencia continuará y habrá al final un resultado reñido, y quienes creen que los revocadores parecen haber agotado sus posibilidades, tras meses de agresiva campaña de infundios y manipulaciones.

Esos recursos, por su inconsistencia, han ido perdiendo fuerza y se encaminan a una derrota, pues la campaña por el NO ha comenzado realmente hace muy poco, con bríos y respaldos políticos y de prestigiosas personalidades, algo de lo que carecen los revocadores y sus altavoces mediáticos, cada vez menos disimulados.

Habría que agregar a ese desgaste el poco favor que le han hecho a los revocadores elementos de escaso prestigio y menos credibilidad que se les han sumado con furor y cuyas imágenes y nombres se asocian a la demagogia y los grandes casos de corrupción que han causado en los últimos años indignación al país y lo han avergonzado ante el mundo.

Los hechos de violencia de los últimos días, el matonaje como degeneración de la lucha política y como arma de los que no tienen argumento para convencer, han hecho notar a la ciudadanía a qué extremos de caos e inestabilidad pueden llevar a Lima los promotores de la revocatoria.

Además hay que considerar que se está haciendo más evidente la presencia de colaboradores y dirigentes del partido que, sin haber despejado las graves sospechas y cargos de corrupción que pesan sobre su líder, pretende cada vez más abiertamente volver a hacerse del gobierno municipal y extirpar del palacio municipal la transparencia que allí se ha instalado con la actual administración.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD