Sabotaje indudable

Hay que ser necio para perforar el fondo del buque para perjudicar al capitán de la nave porque no nos gusta el rumbo o el estilo que tiene para manejarla. Y algo así es lo que, según denuncia del equipo de profesionales de indudable prestigio y credibilidad de Gana Perú a cargo de la transferencia del sector económico, ha estado haciendo el gobierno aprista desde el momento mismo en que se hizo firme la posibilidad de que ganara la presidencia quien no era de la línea y el gusto del egocéntrico gobernante.

| 13 julio 2011 12:07 AM | La Primera Palabra | 526 Lecturas
526

Porque socavar la economía y su crecimiento sembrando dudas sobre la estabilidad política durante la campaña electoral, como hizo el titular de Economía, al extremo de haber sido calificado como terrorista económico, es sin duda un atentado contra la salud económica del país, logro que no pertenece a ningún presidente, a ningún empresario ni a ningún iluminado, sino al pueblo entero que, con trabajo y sacrificio, sin recibir, como corresponde en justicia, los beneficios de ese crecimiento ni el premio por ese esfuerzo.

Las contrataciones desenfrenadas, el derroche de recursos, las designaciones, la disminución del IGV sin justificación sólida, el corte del gasto público –corregido cuando ya había causado efectos negativos- han contribuido indudablemente al frenazo de la economía, que agrava una merma del crecimiento que había empezado a comienzos de año.

A nadie sorprende que pese a ese cuadro el presidente y sus segundones –incluido un canciller que poco honor hace a la diplomacia al apelar a insultos en lugar de razones- insistan con altanería en que dejan el mejor de los mundos, como también sostienen los incondicionales de su coro mediático.

Paralelamente, el gobierno que se va pretende seguir disponiendo del país y en el último semestre, lejos de la discreción y la humildad, ha comprometido al Estado peruano en distintos campos, firmando acuerdos comerciales, nombrando embajadores, dando normas que anuden el inmovilismo de la próxima gestión, maniatándola para que, cuando antes de poder romper esas amarras tenga dificultades para administrar el país, acusarla de ineficiencia.

Ese será uno de los escenarios de una previsible guerra de desgaste, o algo peor, pronta e inclemente, contra quien se atrevió a desalojar a los sectores tradicionales y encarnar los deseos de cambio en democracia de la mayoría nacional que ya sabe enfrentar a los conspiradores mediáticos y sus financiadores, que en estos días, además, aprovechan errores del campo de los elegidos, para adelantar esa contienda.

Esa mayoría ha decidido construir un futuro mejor, con justicia y paz, y está dispuesta a defender lo conquistado, frente a cualquier maniobra o agresión de quienes pretenden mantener el estado de cosas de exclusión, marginación, demagogia, injusticia y corrupción, al que los peruanos le han dicho basta.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD