Rumbo al diálogo

Con resquemores y desconfianzas lógicas, generadas por el difícil proceso que nos condujo a la lamentable crisis social de Cajamarca y la subsiguiente crisis política –cuyos resultados y posibles consecuencias deben analizarse con serenidad, sin apasionamientos ni apresuramientos-, el camino del diálogo se abre en forma trabajosa pero firme, con gestos de ambas partes que significan pasos firmes hacia la mesa de diálogo.

| 14 diciembre 2011 12:12 AM | La Primera Palabra | 887 Lecturas
887

Al cerrarse esta edición el gobierno regional y las organizaciones sociales de Cajamarca habían expresado que el paro general ha sido ya levantado, algo que consideraba necesario el gobierno nacional para poder dialogar y avanzar en la solución de los problemas que motivaron el conflicto, para lo cual consideran necesario levantar el estado de emergencia.

Ambas partes han manifestado además la disposición a volver a sentarse en la mesa de diálogo y continuar el curso de las negociaciones interrumpidas por las dificultades en la firma del acuerdo y la declaración del estado de emergencia, y solo está por definirse la oportunidad de la revocatoria de esta medida de excepción, que parece haber perdido sentido, dada la tranquilidad que reina en las cuatro provincias en las que ha sido aplicada. El gobierno regional ha señalado inclusive fecha para volver a conversar, el lunes próximo, y lugar, Cajamarca, a donde el primer ministro ha dicho que está dispuesto a ir.

De hecho, el diálogo, parece haberse iniciado a distancia, con planteamientos hechos con ambas partes, en particular respecto al tema central del controvertido proyecto Conga.

Han sido adelantados criterios sobre cómo debe ser el peritaje al que deberá ser sometido el discutido estudio de impacto ambiental, a fin de determinar si puede realizarse sin afectar las fuentes acuíferas que la ciudadanía cajamarquina defiende para el consumo humano directo, la agricultura y la ganadería, cuya prioridad ha prometido hacer prevalecer el gobierno.

Una mesa paralela tratará sobre las obras públicas –represas, carreteras, agua potable, electrificación, escuelas, hospitales- que requiere Cajamarca, a fin de no repetir la historia de otras regiones en las que la actividad minera solo ha dejado desolación y pobreza, sin compartir con las comunidades de sus áreas de influencia la gran riqueza que genera.




¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD