Retiro inevitable

El retiro del segundo vicepresidente de la República de la comisión investigadora de presuntos actos de corrupción registrados durante el pasado gobierno, que en su calidad de parlamentario integraba, ha sido una decisión que la ciudadanía reclamaba, al punto que esa renuncia le había sido pedida formal y públicamente por los integrantes de la comisión que pertenecen a la bancada de Gana Perú.

| 28 octubre 2011 12:10 AM | La Primera Palabra | 1.4k Lecturas
1420

La decisión se ha producido después de que la posición del parlamentario se había visto más comprometida por nuevas situaciones que han afectado su imagen y credibilidad, sumándose al escándalo provocado por su reunión con tres generales de Policía, uno de los cuales lo vincula con un intento de favorecer intereses privados en el conflicto empresarial y social por la empresa azucarera Andahuasi.

La renuncia concretada ayer puede haber demorado demasiado, para quienes creen que el legislador debió atender antes los argumentos de sus propios compañeros de bancada y de otras fuerzas políticas, en el sentido que los cuestionamientos a su corrección podían restar autoridad y efectividad al grupo legislativo encargado de tan importante tarea, exigida por la ciudadanía que, según todas las encuestas, está convencida de que la corrupción desenfrenada fue la divisa del fenecido régimen.

Están pendientes llamados y exigencias, de buena o mala fe, para que el segundo vicepresidente se aparte también de este cargo y de la bancada oficialista, al menos hasta que sea esclarecida plenamente su situación.

Ahora corresponde que el Ministerio Público investigue, en forma libre y sin presiones de ningún tipo y con el apoyo expreso del Presidente de la República y el gobierno en su conjunto, las sospechas en torno a la legalidad de la conducta del vicepresidente.

También está la ciudadanía a la espera de la investigación que la Comisión de Ética le ha abierto por las situaciones comprometedoras en la que se ha visto envuelto.

Esas son las instancias adecuadas, sin condenas previas que no respetan el derecho constitucional a la presunción de inocencia, pero también sin blindajes de ningún tipo, como lo ha garantizado el jefe de Estado en forma clara y concisa.

Y no podía ser de otra manera, habida cuenta que la actual administración fue elegida, como así lo reconoce y nosotros insistimos, por haber enarbolado como principal compromiso la lucha firme y decidida contra la corrupción y la inauguración de un tiempo nuevo y diferente en el terreno de la moral de quienes manejan el aparato del Estado.

Cabe reiterar, en ese contexto, la advertencia de que los escándalos y los lamentables errores propios que las fuerzas políticas y mediáticas tradicionales intentan aprovechar y utilizar para ganar posiciones, no deben distraer los esfuerzos del cambio ni detener las decisiones transformadoras prometidas al pueblo y que este espera y exige se hagan realidad en cumplimiento de la voluntad ciudadana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.822109937668