Postergación necesaria

La postergación de la fecha de la consulta ciudadana sobre la revocación de la Alcaldesa y el Concejo de Lima en pleno, se perfila como un clamor social, tras haber sido reclamada por la propia Onpe –organismo encargado de realizar la consulta- y por destacados expertos electorales.

| 13 noviembre 2012 12:11 AM | La Primera Palabra | 606 Lecturas
606

Un experto en la materia, que ha sido nada menos que jefe de la Onpe, y por tanto mucho sabe de procesos electorales, ha advertido que persistir en el sospechoso apuro del JNE puede poner en peligro la realización misma de la consulta y no solo afectar la calidad de la misma, como con elegancia y moderación ha dicho la Onpe.

Resulta por demás extraño que el Jurado, cuyo presidente está literalmente con un pie afuera, pues en pocos días dejará el cargo, haya obviado la elemental consulta a la Onpe y otras instancias concernidas, para coordinar la fecha de la consulta.

Lejos de ello, ha ignorado los pedidos de la Onpe a tener una reunión para esa coordinación y la jefa de este organismo ha revelado que su homólogo del JNE, tras haberle dicho que la reunión se haría, simplemente lanzó la convocatoria.

Ese fue, por cierto, un eslabón más de una cadena de decisiones favorables a los revocadores, cuestionadas jurídicamente, como la de disponer una ampliación arbitraria del plazo para la presentación de firmas y el hecho que el presidente del JNE adelantó opinión en una audiencia sobre el tema e ignoró el pedido de recusación en su contra.

A ello se añade el sibilino despropósito de hacer decir a un funcionario de menor nivel que la Alcaldesa no podía inaugurar obras, pretensión que fracasó por su evidente ilegalidad.

La conducta del JNE plantea interrogantes justificadas sobre los intereses que puede haber detrás de sus decisiones y en particular la de sacar a marcha forzada una precipitada fecha para la consulta, comportamiento que pone en duda la confiabilidad del Jurado para administrar justicia electoral.

Diversas organizaciones sociales han comenzado a apoyar el pedido de la Onpe de que la fecha de la consulta sea postergada, a fin de organizarla y prepararla adecuadamente, con la anticipación necesaria.

Un virtual plebiscito de tanta importancia, que afecta los intereses de la ciudad, su desarrollo y la realización de reformas urgentes que Lima necesita, de ninguna manera puede realizarse precipitadamente solo por la urgencia de los revocadores, que quieren restarle tiempo al gobierno municipal elegido por los limeños.

Quieren impedirle mostrar más logros de su gestión que desmientan la manipuladora campaña en su contra, desatada el día mismo de la elección de la Alcaldesa.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD