Política ratificada

La ratificación de una política integral y nacional de lucha contra el narcotráfico, pese a la empecinada campaña de quienes pretenden mantener la tradicional política inspirada en el extranjero y fracasada rotundamente, ha sido recibida con satisfacción por la ciudadanía.

| 03 setiembre 2011 12:09 AM | La Primera Palabra | 1.1k Lecturas

Más datos

La administración estrenada el 28 de julio honra su palabra y también cumple en este terreno, aunque a algunos, cada vez más pocos, les disguste.
1101

La campaña que demanda la cabeza del presidente de Devida por una supuestamente excesiva familiaridad con los cultivadores de coca, evidentemente inspirada por intereses extranjeros, busca mantener el sometimiento del país, en este terreno, a los designios de una potencia que, también, ha fracasado como bien señalan personalidades internacionales insospechables de radicalismo o de afinidades con el narcotráfico.

El secretario general de la OEA dijo en su reciente visita al Perú que año tras año los países latinoamericanos capturan más y más narcotraficantes y decomisan crecientes cantidades de droga y reducen más plantaciones, pero el negocio sucio del narcotráfico sigue floreciendo, lo que solo puede calificarse como un estrepitoso fracaso.

Por ello, el funcionario internacional subrayó la necesidad de que los países desarrollados, principales consumidores de drogas, asuman cabalmente su parte de la corresponsabilidad en el problema, por ser la demanda de sus sociedades la que alienta la producción y el tráfico de narcóticos.

Es saludable que el subsecretario norteamericano de Estado para Asuntos Hemisféricos haya asegurado que su país asume su parte en esa responsabilidad, lo que debería traducirse en una asistencia mayor y no retaceada y en respeto a las decisiones que el Perú como país soberano tome para corregir la política que tan magros resultados ha dado durante el gobierno anterior.

Ha escuchado ese alto funcionario la posición peruana, expuesta por el Presidente de la República, la misma que parece no ceder ante la presión de quienes pretenden la cabeza del titular de Devida con argumentos que buscan satanizarlo y que parten de elementos como un exfuncionario que avergonzó al país al revelarse en un “wikileak” que es un confidente tarifario de la embajada norteamericana.

Hay que reconocerle, sin embargo, a ese personaje, un acierto, al señalar que la política antidrogas del nuevo gobierno es la misma que ofreció en la campaña electoral, lo que significa que la administración estrenada el 28 de julio honra su palabra y también cumple en este terreno, aunque a algunos, cada vez más pocos, les disguste.

Tal cumplimiento pasa por una política integral que ataque el problema en todas sus expresiones y que deje de tener como eje y objetivo principal, obsesivo e inútil, una erradicación que no soluciona el problema y solo es fuente de conflictos y violencia que deben evitarse.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.541701078415