Orfandad opositora

La jornada de ayer fue sumamente ilustrativa sobre la endeblez y la falta de sustento y de posiciones de fondo de la oposición conservadora al gobierno y de cómo, ante semejante vacío, la oposición la ejerce cierto concierto mediático, apelando generalmente a las armas del escándalo y de la manipulación de las verdades, que muchas veces resulta peor que la mentira.

| 21 agosto 2012 12:08 AM | La Primera Palabra | 784 Lecturas
784

Aún antes de comenzar, la opinión pública había descalificado en una encuesta lo irracional de pretender cuestionar a un gabinete ministerial que apenas comienza y que debe contar con la clásica “luna de miel” que le dé tiempo para ejecutar su programa y demostrar que es eficiente en la tarea de secundar al Presidente de la República en la tarea de gobernar.

Una abrumadora mayoría de ciudadanos, entre ellos parte de quienes se encuentran insatisfechos con el desempeño del Ejecutivo, había dictaminado, desde días antes, según ese sondeo, que el Congreso debería dar un voto de confianza al nuevo gabinete ministerial.

Es decir que la absurda guerra del desgaste temprano, estaba perdida de antemano, como pudimos apreciar en el debate, que evidenció la falta de argumento y de posiciones coherentes de la oposición, principalmente a cargo de dos fuerzas que fracasaron, por decir lo menos, cuando les tocó gobernar.

Pero el frente mediático le dio oxígeno a la oposición “levantando” hasta el paroxismo el escándalo de una empresa de la que es ejecutivo un hermano del jefe del Estado, que ha vendido medicamentos a dependencias estatales, lo que configuraría una violación de la norma legal que prohíbe que los familiares de miembros del gobierno negocien con el Estado.

Pese a que las medidas legales fueron tomadas de inmediato y a que el procurador Anticorrupción denunció penalmente el caso, previo deslinde severo del gobierno con quien, por lo demás, está alejado por diferencias políticas del primer mandatario; el tema aportó el insumo que la huera oposición fundamentalista se despachara a su gusto contra el Ejecutivo.

Hay que anotar que ha sido realmente grotesco ver a los miembros de una bancada que tiene a su jefe preso por corrupción (entre otros crímenes) y que entregó los intereses del Perú a intereses extranjeros, rasgarse las vestiduras y lanzar encendidos discursos en nombre de la moral y la honradez, mientras familiares muy cercanos de su encarcelado jefe son prófugos de la justicia por cargos de corrupción.

También ha sido burdo el espectáculo dado por personajes del pasado régimen, como un abogadillo de provincia devenido casi magnate de súbita e inexplicable fortuna, pontificando contra la corrupción, sin haber esclarecido los oscuros negocios de sus parientes cercanos (que habrían sido usados como testaferros).

También el partido de ese legislador tiene cuentas de corrupción pendientes, las de su primer gobierno, de las que su líder y sus cercanos colaboradores se libraron con la triquiñuela legal de la prescripción, y las del último, que él y sus seguidores tratan de esconder y dejar impunes con el cuento de la supuesta persecución política.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD