Nuevo gabinete y ratificación

Las designaciones ministeriales adelantadas por el presidente electo han motivado una serie de repercusiones y comentarios sobre la fisonomía de gobierno de concertación nacional, en los que debe primar, sobre todo, la necesaria y atinada confianza y esperanza en que el gabinete que se instalará el 28 de julio secundará en forma eficiente y eficaz la ejecución del programa de cambio y lucha contra la desigualdad, por el que votó la mayoría nacional el 5 de junio, y en que el nuevo mandatario ha debido sopesar todos los factores que determinan la realidad y el cumplimiento de los planteamientos electorales.

| 22 julio 2011 12:07 AM | La Primera Palabra | 647 Lecturas
647

Las confirmaciones han estado acompañadas de una saludable ratificación de la decisión del próximo jefe de Estado, de llevar adelante el proceso de transformación nacional, por encima de todo y al margen de situaciones coyunturales como el vaivén de las encuestas que poco le preocupan, siendo esta una posición mantenida invariablemente desde el inicio de su carrera política.

También ha dicho el presidente electo que se propone gobernar para todos los peruanos, contra la exclusión que ha sido rasgo fundamental de la política peruana, y ha reiterado que se propone agregar la inclusión social al crecimiento económico, para avanzar en el desarrollo y la gran transformación.

El nuevo elenco ministerial deberá, entonces, trabajar por esos objetivos y por el impulso a los programas sociales, para hacer con ellos políticas sociales, sin corrupción y con eficiencia.

Ha ratificado además el próximo mandatario la determinación de cumplir promesas muy concretas, como la de suministrar gas barato a la población, recuperar para el consumo nacional el Lote 88 de Camisea y echar a andar el programa Cunamás para las mujeres trabajadoras.

En cuanto a las nominaciones, han confirmado certezas en la mayoría de los casos, principalmente en el del nuevo presidente del Consejo de Ministros, cuya estrecha vinculación y comprobada lealtad e identificación con el presidente electo, lo ubicaban entre los pocos potenciales escogidos para la importante responsabilidad, que requiere además dotes políticas, organizativas y ejecutivas que el designado ha demostrado en las campañas electorales de primera y segunda vuelta y en el período de transición.

Entre las sorpresas cabe destacar el nombramiento del nuevo ministro de Relaciones Exteriores, un académico de alto nivel, ajeno a la militancia política y con gran prestigio y relaciones internacionales y ajeno a la carrera diplomática pero muy conocedor de la misma.

Corresponde a los designados demostrar con su desempeño en las altas responsabilidades que les han sido encomendadas, que están a la altura de las esperanzas ciudadanas de cambio para la equidad y transparencia. El país confía en que así será, en una actitud que es la que corresponde mantener hacia un gobierno que se inicia con el apoyo de la mayoría nacional y que merece tal expectativa.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD