No más muertes

El dolor y la indignación recorren el país entero, compartidos por todos los ciudadanos de bien, ante la muerte de dos humildes compatriotas, en un nuevo estallido social, esta vez en Espinar y motivado por un conflicto socioambiental, alimentado por incapacidades, desidia, errores o actitudes extremas que, una vez más, han impedido que los peruanos resolvamos nuestras diferencias en forma civilizada, hablando y mirándonos a los ojos.

Por Diario La Primera | 29 mayo 2012 |  751 
751  

La grave situación puede hacerse más compleja si, por otra parte, no se imponen el diálogo y la cordura, en Cajamarca, cuando, como ha advertido la Defensoría del Pueblo, estamos ante el peligro de una confrontación fratricida, pues hoy habrá una marcha a favor del proyecto Conga y el jueves empezará un paro en contra.

La situación es ciertamente grave y de nada sirve buscar culpables ni exacerbar los conflictos; ya habrá tiempo de establecer responsabilidades sobre las vidas perdidas en Espinar.

Lo que ahora corresponde es unir voluntades y esfuerzos para impedir que más sangre sea derramada, para cortar la violencia y abrirle el camino al diálogo, franco y sin atrincheramientos, con voluntad para entender al contrario y construir el difícil camino de la concertación, porque el encono y la imposición a nada bueno conducen y solo nos traerán más dolor y más lágrimas.

El esfuerzo tendrá que remontar los obstáculos puestos por quienes creen en las soluciones de fuerza, como si los hechos, durante el pasado quinquenio y durante los meses que lleva la presente administración, no nos hubieran demostrado que la vía de la imposición no nos lleva a ninguna parte.

También hay que rechazar a los carroñeros, políticos y mediáticos, que, acostumbrados a la arrogancia de los poderosos, azuzan de un lado la represión porque creen que las políticas y los proyectos se deben imponer por la fuerza, y a elementos enfebrecidos que del otro lado empujan las protestas sin más norte que agudizar los conflictos.

Una reunión entre miembros del Ejecutivo y los congresistas de Cusco –que podría ayudar a restablecer el diálogo-, abre una luz de esperanza, que ojalá ilumine la lucidez de quienes están en capacidad de sacarnos del pantano en el que podemos hundirnos y debilitar peligrosamente la democracia, que necesita de la convivencia pacífica, de la paz y de la justicia.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario