Mensaje preciso

Solo quienes han hecho del encono una profesión de fe han puesto reparos al informe presentado en el Congreso por el primer ministro y el gabinete que secundan al Presidente de la República en la ardua tarea de gobernar.

| 26 agosto 2011 12:08 AM | La Primera Palabra | 1k Lecturas
1013

La falta de argumentos de quienes rebuscaron peros se evidencia en el hecho que ninguno de los congresistas se animó a votar en contra de la confianza pedida por el premier y los añorantes de la dictadura se limitaron a lo que más pareció un murmuro malhumorado que un discurso estructurado.

La mayoría de los comentarios, de analistas políticos, dirigentes sociales y empresarios, han saludado la calidad del informe, incluyendo a sesudos analistas que hace apenas unas semanas sembraban la alarma con el cuento de la falta de confianza de la ciudadanía en el cambio.

Y fue un mensaje de cambio, gradual y moderado, de acuerdo a las condiciones y el momento que viven el país y el mundo; una política de reformas acordes con el mandato de la realidad y ajenas tanto al conformismo de quienes pretenden que nada cambie como a la impaciencia de quienes pretenden ir más rápido de lo que esa realidad permite.

Tuvo el mensaje la virtud de ser ordenado y preciso en la descripción de los programas a ejecutarse y en las metas, audaces en muchos casos, establecidas para honrar sobre todo la palabra y la promesa de transformación planteados en la campaña electoral.

El informe ha convertido así en cifras, plazos, dimensiones y otras precisiones, el programa del gobierno por el que votó la mayoría nacional, de crecimiento económico con inclusión social, fortalecimiento y mayor presencia del Estado y fortalecimiento de la economía nacional y las empresas estatales, con soberanía plena.

Los ciudadanos saben ahora con mayor precisión a qué atenerse en todas las materias expuestas por el primer ministro, una por una, con un método casi didáctico, ajeno a la fraseología colorida a la que nos acostumbraron en los años anteriores.

Es destacable también que el expositor se haya comprometido a presentar otro informe, para dar cuenta de lo avanzado, dentro de 180 días, ante el mismo Congreso, lo que sin duda será para quienes gobiernan un acicate más para el cumplimiento de la palabra empeñada, algo que en el pasado reciente equivalía a papel mojado y burla cotidiana.

La confianza extendida al gabinete demuestra por otra parte el carácter consensual de las políticas presentadas y es de esperar que se traduzca además en un trabajo coordinado entre el Ejecutivo y el Legislativo para llevarlas adelante.

Tal trabajo mancomunado es necesario en aras de atender las expectativas de la ciudadanía, que espera prontas realizaciones y que siga la coherencia entre las palabras y los hechos.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD