La Primera Palabra

La justicia peruana tiene ante sí diversos desafíos para demostrar palmariamente su voluntad de cambiar y mejorar la imagen lamentable de corrupción e ineficiencia que de ella tienen los ciudadanos, su decisión de recuperar la confianza de quienes trabajan y viven en este país.

Por Diario La Primera | 09 mar 2009 |    

Uno de esos retos es el crucial tema del Tratado de Libre Comercio con Chile, puesto en vigencia sin que lo haya aprobado el Congreso, requisito constitucional que el gobierno pretende eludir con tecnicismos que, de no provenir de altos gobernantes y diplomáticos, podrían confundirse fácilmente con leguleyadas; argumentos que obvian el hecho contundente de que todo gobierno democrático consulta sus decisiones más trascendentes al pueblo, sobre todo en temas tan sensibles como, en este caso, el del futuro de las relaciones económicas y políticas con el país del sur.

Ante la inflexible decisión gubernamental de poner en marcha el convenio a como dé lugar, fuerzas de oposición han presentado un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, instancia que ha tenido una primera reacción indudablemente positiva, al anunciar que tratará con la mayor celeridad el tema, por su importancia, sin tomarse todo el tiempo que la ley le otorga para meditar una respuesta.

El tribunal encargado de velar por la vigencia de la Constitución tiene la enorme y patriótica responsabilidad de decidir sobre el derecho del pueblo a hacer oír su voz y debatir, en forma directa y a través de sus representantes, sobre un tratado que no debería servir sólo como un candado que convierta en irreversibles los privilegios de los capitales chilenos en el Perú y ate de manos a los peruanos que en el futuro, en el ejercicio legítimo del derecho a optar por una nueva política económica y social, quieran cambiar ese tipo de relación inequitativa, por otro más fraterno y mutuamente beneficioso.

El Poder Judicial tiene a su vez otro desafío pendiente en el ámbito empresarial, el de hacer respetar una resolución que puso fin a la administración judicial de Panamericana Televisión que ilícitamente y en virtud de argucias legales mantiene el empresario Genaro Delgado Parker. Sólo queda a los tribunales ejecutar esa decisión y poner coto a las llamadas “cautelares” que sólo sirven para ilegalidades como la de este caso.

De la forma en que decidan nuestros jueces en estos y otros cruciales temas dependerá en buena medida que los peruanos crean en sus magistrados, quienes tienen, pues, la palabra y la opción de defraudar sus expectativas o hacerles justicia.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.