La Primera Palabra

Hasta cuándo, se preguntan cada día los peruanos, hartos de que, ante cada nuevo escándalo que hiede a corrupción e ineficiencia, los locuaces políticos del gobierno y sus aliados, por no decir cómplices, les metan el dedo a la nariz con cada vez más burdas operaciones de “control de daños”, secundadas por algunos medios de prensa que sólo saben hacer de comparsas del poder y de la decadencia moral y del ocaso de la decencia y la vocación altruista de servicio como virtudes de los gobernantes.

| 26 enero 2009 12:01 AM | La Primera Palabra | 349 Lecturas
349

Hasta cuándo, se preguntan mientras ven la minuciosa arquitectura de un poder abrumador e invisible que ha blanqueado a los altos personajes comprometidos en la mafia revelada por los “petroaudios”; que ha tornado a gobernantes sorprendidos en promiscuidad con negocios hediondos, en celosos cumplidores del supuesto deber de atraer inversiones sirviendo de lobbistas a los negociantes, a cambio supuestamente de nada.

Hasta cuándo, ese poder que maniobra, siempre con acompañamiento mediático, para perseguir a las empresas de seguridad que espiaban las comunicaciones privadas, para escarmentar en ellas a quienes se atreven a denunciar la corrupción, con veladas amenazas presidenciales. Y hacen como si recién se enteraran del fenómeno del chuponeo, cuando nada hicieron cuando ese crimen estuvo dirigido a luchadores campesinos, junto a seguimientos, atentados y torturas, a cargo de empresas que habían privatizado la represión.

Hasta cuándo, reclaman quienes saben que tras la invasión del bosque de Pómac y la dolorosa muerte de dos policías en un tardío y chapucero desalojo, están traficantes de tierras con guardias pardas, los que no podrían siquiera existir sin pactos bajo la mesa con el poder.

Hasta cuándo, imprecan los peruanos cuyos principios de rectitud y honestidad son ofendidos porque hasta ahora siguen impunes los negociados de los patrulleros, las ambulancias y el hambre y el drama de los damnificados del terremoto del sur chico.

Hasta cuándo, claman, al ver cómo poderes en las sombras se burlan de la justicia en casos tan clamorosos como el de Panamericana Televisión, donde un empresario carente de escrúpulos usurpa un canal, los tribunales así lo dictaminan, pero la justicia queda sospechosamente congelada y no ejecuta la orden de desalojarlo.

Hasta cuándo, gritan, los negocios a escondidas, las entregas de la heredad de nuestros antepasados, de los bosques, las montañas y los ríos que las nuevas generaciones tienen el deber de defender.

Y todo eso sin que líderes alternativos y ajenos a la corrupción, salgan al frente, con sapiencia y coraje, en defensa de la dignidad herida de un pueblo cada vez más harto del hedor de la podredumbre.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD