Jugando los descuentos

La gran mayoría de los peruanos entiende que los conflictos sociales deben resolverse mediante el diálogo, por más difícil que sea ese camino, por más paciencia, tiempo, esfuerzo, imaginación y renunciamientos que demande. Y esta convicción de ninguna manera es afectada por encuestas sesgadas y campañas manipuladas que parecen querer hacernos regresar a las imprecaciones de guerra, el olor de la pólvora y el llanto y el dolor que trae la muerte.

| 13 julio 2012 12:07 AM | La Primera Palabra | 913 Lecturas
913

Por eso los corazones de los peruanos apoyan el diálogo en torno al proyecto Conga y a sus facilitadores y el camino de paz y entendimiento que corresponde buscar cuando hay diferencias entre peruanos; y aplauden los avances, aunque sean todavía insuficientes, del diálogo en Espinar.

Los ciudadanos de bien han aprendido que ese es el mejor camino, y lo han aprendido por la experiencia del fracaso del pasado gobierno, que cargó con casi 200 muertos en su cuenta final y solo obtuvo el aplauso de los poderosos, los corruptos y los indolentes ante las urgencias sociales, siendo repudiado en forma aplastante por el pueblo en las urnas.

También aprendió de los conflictos suscitados bajo la actual administración, los que solo se agravaron cuando hablaron la violencia y la arrogancia; y sabe que la ruta de la imposición nada resuelve y, por el contrario, solo agrava los problemas y nos lleva a callejones sin salida, para contento de los enemigos de la democracia, de cualquier signo, que reptan en las sombras.

Por eso resulta patético que haya quien optó por los métodos del verticalismo radical como supuesta solución de los conflictos y, habiendo fracasado, pues con esa fórmula no solucionó ninguno, sino todo lo contrario; siga hablando el mismo lenguaje de confrontación y “voz de mando”, sostenga tercamente que en nada se equivocó y quiera regresar a la vía que naufragó en la nulidad de sus resultados.

Es además deplorable que, con el mismo empecinamiento, intervenga en el proceso de diálogo y pretenda aprovechar las persistentes protestas –que, salvo incidentes menores, han sido pacíficas- y eventuales torpezas de dirigentes sociales, para hacernos retroceder al absurdo terreno del enfrentamiento.

Y es más lamentable que a todas luces, sabiendo que está jugando los descuentos –por usar una figura futbolística- busque desesperadamente, con el apoyo vergonzoso de cierta prensa nada democrática, aferrarse a una posición para la que ha demostrado no estar calificado, por muy buenas que hubieran sido sus intenciones.

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD