Inteligencia contra el crimen

Es evidente que el nuevo gobierno se ha tomado muy en serio, como corresponde, la tarea de enfrentar a la delincuencia, cuya criminal acción ha conmovido en días pasados a todo el país, con el vil ataque a la familia de un congresista cuya pequeña hija fue herida de bala en el pecho, habiendo sobrevivido de milagro.

| 07 agosto 2011 12:08 AM | La Primera Palabra | 810 Lecturas
810

Lejos de la estridencia de quienes, en muchos casos motivados por una justa indignación ante lo ocurrido, reclaman medidas inviables como el restablecimiento de la pena de muerte, la nueva administración gubernamental, a través del presidente del Consejo de Ministros, ha mantenido la calma y ha adelantado los planes que tenía en preparación, con el fin de cumplir uno de los mandatos más claros que la ciudadanía le dio al jefe de Estado al elegirlo para el cargo: restablecer la seguridad ciudadana.

Al mismo tiempo de cumplir la Policía Nacional con celo su misión de buscar a los autores del execrable hecho, capturar a uno de los autores y perseguir a los restantes, el gobierno ha reforzado los fondos destinados a la seguridad ciudadana.

Pero el Ejecutivo tiene además una estrategia de fondo y no se limita a reaccionar con poses histriónicas y declaraciones explosivas y teatrales que en el pasado reciente eran recurrentes ante cada crimen pero que nunca se tradujeron en acciones efectivas contra la creciente delincuencia.

El presidente del Consejo de Ministros ha señalado que el énfasis de la seguridad ciudadana estará en la labor de inteligencia, para esclarecer cómo la delincuencia organizada puede tener acceso a armamento de guerra, medios logísticos y de comunicación y hasta, en algunos casos, protección de elementos de la propia policía, para sembrar el terror y la angustia entre los ciudadanos de bien, que aspiran a vivir y trabajar en paz, sin el miedo marcado en los rostros.

Es importante recordar que fue precisamente la inteligencia, la investigación policial científica y eficiente, la que permitió la captura de los principales jefes senderistas y, por tanto, la derrota de la subversión; lo cual constituye un antecedente digno de tener en cuenta.

La estrategia de la que el primer ministro ha dado solo algunos elementos considera necesario tomar experiencias de otros países que han apelado también al trabajo de inteligencia para combatir a la criminalidad y lo han hecho con éxito.

Es de esperar que con medidas como lo anunciada, así como con el fin de la nefasta práctica del servicio policial compartido con tareas de vigilancia privada, entre otras medidas, el país puede conseguir victorias sobre la criminalidad.

Será sin embargo vital que la estrategia comprenda la participación ciudadana, indispensable para lograr avances firmes y duraderos en una tarea que compete a todos y que no será culminada de la noche a la mañana, pues requiere de un trabajo sostenido y de largo aliento.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.659476041794