Inseguridad ciudadana

Un extraño asalto, en la puerta misma de la casa del jefe de la policía, es algo que solamente habíamos visto en truculentas historias como las de Batman, nunca en la vida real, hasta que esta semana el hampa nos arrojó en la cara el hecho, como evidencia triste de lo grave que andamos en materia de seguridad ciudadana, concepto que en el Perú ha llegado al extremo de convertirse en inseguridad cotidiana.

| 09 agosto 2009 12:08 AM | La Primera Palabra | 541 Lecturas

Más datos

El panorama es desolador y la indignación general ciudadana plenamente justificada.
541

No sabemos qué es más patético, si el atrevimiento de delincuentes que no respetan ni temen nada y que enfrentaron a balazos a la seguridad del fortificado domicilio, o las explicaciones que el general Hidalgo intentaba, tratando de minimizar el hecho, diciendo que no fue tan grave porque su hijo no estuvo en riesgo y que sólo había sido un intento de robo de automóvil.

Otro caso que también evidencia la indefensión de los ciudadanos, fue el atraco a una conocida tienda por departamentos en la ciudad de Piura, pese a que contaba con vigilancia privada y policial; un lugar iluminado, muy concurrido, impensable de semejante osadía delincuencial. Una escena digna también de la fantasía de las viejas historietas o de las series de televisión, sin que la policía haga nada para impedirlo. Si a eso añadimos los cada vez más frecuentes casos de policías corruptos sorprendidos in fraganti o hasta convertidos en secuestradores o asaltantes, el panorama es desolador y la indignación general ciudadana plenamente justificada, junto a los reclamos de “mano dura”.

Esos reclamos son manipulados por ciertos sectores oscurantistas de la sociedad que pretenden aprovechar el miedo colectivo, invocando además las acciones criminales de los remanentes senderistas y el terror del narcotráfico, para predicar el retorno al autoritarismo y la dictadura como supuesto remedio a un problema que, en rigor de verdad, sólo pueden enfrentar y resolver la eficiencia y la decisión de los gobernantes y la firmeza de una sociedad civilizada y democrática.

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD