Hora de reconciliación

El presidente de la República dará hoy un paso vital para la reconciliación entre el Estado peruano y los indígenas amazónicos, ofendidos y humillados durante siglos por el Perú oficial y agredidos y despreciados con ensañamiento durante el quinquenio de gobierno aprista recientemente terminado.

| 06 setiembre 2011 12:09 AM | La Primera Palabra | 1.2k Lecturas
1240

El nuevo representante máximo del Estado y la sociedad peruanos estará en Bagua para darse un abrazo con los peruanos que defendieron con bravura la Amazonía de la ocupación depredatoria autorizada por el anterior gobernante.

Esta vez no llegará un gobernante que los llame asesinos, ni salvajes, ni primitivos, ni perros del hortelano, ni dirá que los indígenas no pueden pretender ser ciudadanos de primera categoría, ni les negará el derecho a participar en las decisiones sobre las tierras en las que moran sus ancestros desde mucho antes que nuestro territorio se llamara Perú.

Por el contrario, Bagua recibirá a un gobernante que se solidarizó con ellos y cuya bancada parlamentaria bregó con denuedo para que los indígenas amazónicos sean escuchados y sus reclamos atendidos, a fin de que la protesta del año 2009 no desemboque en la desgracia que acabó con las vidas de 34 compatriotas, con uniforme y civiles.

Llegará a Bagua un presidente que cumplió la palabra empeñada en su campaña electoral, de que lo primero que haría sería poner en vigencia la Ley de Consulta Previa, vetada por su arrogante antecesor. Esa norma, en efecto, fue la primera aprobada por el nuevo Congreso.

Y estará allí para promulgar en tan simbólica ciudad esa ley, la que exigían los nativos amazónicos en la lucha que terminó con los enfrentamientos fratricidas del baguazo, por ser su derecho ser consultados sobre los proyectos que se ejecuten en sus territorios ancestrales.

La puesta en vigencia de esa norma tiene por eso el contenido de una reconciliación con los nativos a los que se pretendió tratar como intrusos en su propio hábitat, aquellos que sirven con honor a la Patria vistiendo el uniforme del Ejército y que han defendido una y otra vez el territorio nacional en duros trances como la Guerra del Cenepa.

Otro elemento que da contenido de reencuentro y reconciliación a la visita presidencial a Bagua es el homenaje que habrá en la presente jornada en esa ciudad, en memoria de los peruanos caídos de ambos bandos, por el arrogante empecinamiento de un gobernante entregado a intereses ajenos a los de su pueblo.

El acontecimiento ha dado lugar además a actualizar el permanente clamor de que la tragedia de Bagua sea investigada para establecer responsabilidades y sancionar a los culpables, para que las muertes de aquel 5 de junio no queden en la impunidad.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD