Gas y redistribución

Ha hecho bien el Presidente de la República en ratificar el compromiso de lograr que el gas del Lote 88 del yacimiento de Camisea sea destinado, como estaba legal y originalmente previsto, al consumo nacional, lo que permitirá masificar el uso de ese combustible poco contaminante y abaratarlo, para beneficio de los sectores populares.

| 18 marzo 2012 12:03 AM | La Primera Palabra | 790 Lecturas
790

Cabe recordar que el uso de la producción de ese lote para la exportación fue inopinada e ilegalmente autorizada por gobiernos anteriores que empeñaron indebidamente la palabra del Estado para que el consorcio explotador de Camisea se beneficie de esa riqueza.

Ya el régimen anterior había ofrecido, sin honrar el compromiso, la recuperación del Lote 88 para el abastecimiento del mercado interno, por lo que la recuperación se ha convertido en un sentido anhelo nacional, con sabor de reivindicación.

El tema quedó hace algunos meses pendiente de una negociación con el referido consorcio, cuyos resultados aún no se conocen pero que de ninguna manera , deben frustrar el justo reclamo de disponer soberanamente del Lote 88, a fin de que su producción sirva para el consumo y bienestar nacional.

La indefinición hacía necesario para amplios sectores una ratificación como la expresada ayer y planteada en términos muy gráficos, pues el jefe de Estado ha dicho que llegado el momento, aunque sin fijar plazos, tendrá la satisfacción de proclamar al país que ha cumplido la promesa de recuperar para el país el aprovechamiento de un recurso que en rigor le pertenece.

Es importante que la declaración haya sido hecha junto a la revalidación del compromiso de hacer que el crecimiento llegue a todos los peruanos, pues las frías cifras del aumento del PBI, no sirven para nada si no hay una redistribución que reduzca la pobreza y atienda el clamor de atención a los problemas sociales que agobian a importantes porcentajes de la población nacional.

En sus declaraciones de la víspera, el mandatario ha reseñado también diversas acciones sociales orientadas, en múltiples campos, a combatir la pobreza y avanzar a la inclusión social, objetivo máximo del país y de la ciudadanía en su conjunto.

Solo con la inclusión, insistimos, la democracia tendrá pleno contenido de beneficio para millones de peruanos actualmente marginados del crecimiento económico, lo que redundará en el fortalecimiento de la democracia y la seguridad de la Patria,

con la que entonces todos se sentirán comprometidos,


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario