Encuesta significativa

Los resultados de una reciente encuesta del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica del Perú han confirmado el fracaso de los augures interesados que en la campaña electoral pronosticaban un panorama de pánico colectivo, angustia generalizada y desesperación total que se apoderaría de los peruanos, de no ser elegido alguno de los candidatos del fundamentalismo continuista de una política de exclusión, entrega del patrimonio nacional a intereses foráneos, frivolidad y corrupción.

| 19 julio 2011 12:07 AM | La Primera Palabra | 800 Lecturas
800

Esa prédica de los aduladores y usufructuarios del modelo se estrelló con los resultados de los comicios, que expresaron la voluntad de la mayoría nacional de cambio no traumático y en democracia, contra la manipulación y la estrategia del miedo y la mentira que pretendieron torcer el camino de la decisión popular.

Lejos del tenebroso clima que auguraban los enemigos del cambio y sus parlantes mediáticos, lo cierto es que la mayoría nacional no solo los ignoró, sino que tras la victoria del candidato popular expresa una actitud optimista que rompe con el escepticismo que ha reinado en los años anteriores, en los que primó, más que la convicción de que las cosas iban bien, la resignación alimentada por una especie de conspiración política y mediática que inculcaba –y sigue haciéndolo- la idea de que hay un solo camino y no es posible salir de él.

La encuesta que motiva estas líneas señala que la mayoría de peruanos cree que la situación económica mejorará, contra la prédica de los agoreros de la política tradicional y del extremismo neoliberal, y el porcentaje de quienes así piensan ha aumentado casi en un 25% respecto a un sondeo similar previo a la segunda vuelta electoral, lo que evidencia que el optimismo ha aumentado a consecuencia del resultado de esa elección.

Otro mensaje dado por los resultados de la encuesta confirma que los defensores del estado de cosas marchan a contramano de la voluntad ciudadana, pues 80,7 por ciento de los peruanos cree que la sociedad nacional debe mejorar mediante cambios, sea reformas paulatinas (58,7%) como las que plantea el presidente electo, o sea mediante cambios radicales (22%).

La victoria popular en las urnas ha hecho realidad un lema electoral que caló hondo, el de la lucha de la esperanza, de cambio y justicia, contra el miedo, instrumento de los promotores de la restauración dictatorial. La esperanza es la actitud que proclaman 59,8% de los encuestados, frente a apenas 22% que dicen tener miedo.

El panorama esperanzador citado debe impulsar al próximo gobierno a seguir el camino trazado, sin dejarse amedrentar por quienes, para impedirlo, manipulan, magnifican y pretenden utilizar la lamentable actitud indebida y errática de un hermano del presidente electo, de la que el elegido por el pueblo ha marcado distancias, de manera indudable, a tiempo de asegurar que el enojoso asunto será debidamente superado y que el protagonista tendrá que asumir sus responsabilidades.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD