El principal instrumento

Las declaraciones del Presidente de la República han desatado críticas y expresiones de respaldo, expresadas en ejercicio de la libertad de opinión y en medio de un panorama polarizado, en el que es necesario espacio a la reflexión y el análisis serenos de las palabras de quien nos gobierna y de sus decisiones.

Por Diario La Primera | 01 jun 2012 |    

Creemos sin embargo que, en la delicada situación reinante, es positivo y rescatable que haya señalado que el diálogo es “el principal instrumento” para cumplir la responsabilidad de mantener el control y el orden del país, lo que debe implicar reducir drásticamente el clima de confrontación que lamentablemente se va imponiendo y extendiéndose a otras regiones del país.

Mientras en Espinar los ánimos van calmándose y parece abrirse el camino del diálogo con la discusión de las demandas de las organizaciones sociales y hoy debe establecerse contacto entre la delegación ministerial designada y los representantes de la provincia cusqueña; en Cajamarca el primer día de un paro que es materia de controversia, pues muchos piensan que también allí primero debió haber diálogo, no registró incidentes mayores.

Es preocupante sin embargo que en otras regiones hayan comenzado también paros y movilizaciones de protesta, ante las cuales la fuerza, dentro de la lógica presidencial que privilegia el diálogo, deberá ser el último e indeseado recurso.

Las opciones de solución pacífica de los conflictos sociales son muchas y no hay que olvidar que están en pie ofrecimientos de mediación de prestigiosas entidades como la Iglesia Católica, la Defensoría del Pueblo y la Asamblea de Gobiernos Regionales.

La búsqueda del diálogo y la distensión no solo enfrenta radicalismos y endurecimientos poco convenientes, sino también el papel azuzador de diversos medios de comunicación que se han lanzado a clamar por más mano dura.

Esos medios parecen haber olvidado los rudimentos de la profesión periodística y se han alineado con un lado de la contradicción, en lugar de exponer todos los puntos de vista para que la ciudadanía saque sus propias conclusiones.

Tal actitud poco objetiva ha llegado a extremos tales como trucar alguna foto, ocultar hechos, magnificar otros y silenciar las opiniones no convenientes a la posición con la que se han comprometido.

Lamentablemente, esas actitudes han motivado la indignación de amplios sectores ciudadanos y han dado lugar a expresiones populares de hostilidad hacia colegas de esos medios, actitudes que resultan inaceptables y de las que harían bien en abstenerse los manifestantes, en aras del respeto a la labor de la prensa.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.