Diálogo y decisiones

Los peruanos vivimos hoy una jornada trascendente en el crucial terreno de la minería y los conflictos socioambientales, heredados de regímenes anteriores y que se han agudizado en los últimos meses hasta haberse convertido en principal preocupación política y social del país.

| 21 junio 2012 12:06 AM | La Primera Palabra | 730 Lecturas
730

Por una parte, hoy se inicia el diálogo entre las autoridades y dirigentes de la provincia cusqueña de Espinar y el equipo de ministros designado para el efecto, y comienza tras una fase de discretos preparativos, tras el espacio de distensión abierto por la decisión judicial de anular la discutida prisión preventiva del alcalde espinareño.

Las expectativas están en una primera instancia puestas en el cese del estado de regencia decretado tras graves alteraciones del orden público en la huelga contra la empresa minera Xstrata-Tintaya, motivada por preocupaciones ambientales.

El levantamiento de la medida ha sido solicitada por el alcalde y por los dirigentes sociales de Espinar, sin ponerlo como condición para dialogar; mientras el gobierno ha dicho que estudiará en el inicio del diálogo si las condiciones para atender el pedido están dadas, para proceder a hacerlo.

También es auspicioso que ambas partes hayan aceptado que el diálogo no aborde los problemas pendientes entre la provincia y la empresa minera, que los abordarán en trato directo, lo que da amplio margen para entendimientos entre el gobierno y los líderes provinciales, referidos a la cooperación para obras que mejoren la vida del pueblo de Espinar.

En cuanto a Conga, hacemos votos para que las manifiestas intenciones de restablecer el diálogo se hagan realidad y este se abra, sin condiciones y con amplitud de criterio, para que la tranquilidad retorne a Cajamarca, donde ha entrado en su cuarta semana un paro que causa importante afectación a la economía regional, contra el referido proyecto.

También para hoy el gobierno ha anunciado una declaración sobre el tema de Conga y la respuesta de la empresa Newmont, principal accionista, sobre las exigencias sociales y ambientales planteadas por el gobierno para viabilizar el proyecto. La empresa ha dado ya señales de estar en disposición de acatar esos requerimientos, basados en el peritaje internacional hecho al estudio de impacto ambiental.

Es de esperar que la decisión gubernamental atienda tanto los aspectos sociales que implica el proyecto como la necesidad de que el país reciba inversiones extranjeras necesarias para el desarrollo nacional.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD