Curiosos consejeros

Es impresionante cómo varios políticos, incluido alguno disfrazado de analista, que fracasaron en la lucha contra los remanentes senderistas del Vraem y permitieron que estos se hicieran fuertes –esencialmente por el dominio del territorio y el abandono estatal- ahora pretendan pontificar sobre el tema y hasta dar fórmulas o consejos para derrotar a la subversión que ellos no supieron controlar ni derrotar.

| 17 octubre 2012 12:10 AM | La Primera Palabra | 474 Lecturas
474

Patético es un exministro del Interior sin más mérito que su ligazón con el jefe del partido que lo llevó a ese cargo y con los trajines de guerra sucia de hace un cuarto de siglo, que ahora aparece como “experto” y pretende dar indicaciones sobre cómo acabar con una guerra que ya tuvo a su cargo sin obtener ningún logro significativo.

Otro lamentable personaje que algunos medios consultan como “especialista”, como ministro es recordado solo por sus deplorables psicosociales, como el de la famosa banda de los “pishtacos” o sus operaciones macartistas contra dirigentes sociales y jóvenes izquierdistas a los que acusó falsamente de actividades vinculadas con el terrorismo extranjero.

El opinante, hoy parlamentario fujimorista, acaba de proponer que para acabar con el terrorismo el país copie el Plan Colombia, que conlleva una fuerte intervención extranjera que no solo afectaría la soberanía nacional sino también la estabilidad interna, por los peligros que acarrea.

La insensata propuesta, por cierto, olvida el dato fundamental que el plan no ha logrado reducir el narcotráfico en ese hermano país, lo que era su principal objetivo, ni ha logrado una solución bélica al conflicto interno, que más bien está en vías de solución mediante el diálogo entre el gobierno y la guerrilla.

En el recuento de fracasados consejeros no podemos dejar de lado a un exministro del Interior –devenido informante de una embajada- que recomienda nada menos que labor de inteligencia y tecnología para el Vraem, como si a nadie se le hubiera ocurrido y cuando las autoridades ya han hablado de ese énfasis en la nueva estrategia de largo aliento contra la subversión.

Un par de dirigentes políticos tradicionales, uno de ellos salido del anterior gobierno por un gran escándalo de corrupción, han ido aun más allá, afirmando que el gobierno elegido por los peruanos no sabe manejar el problema ni al país y debe “llamar a los que saben” para el gabinete.

O sea que los fracasados que se aplazaron como gobernantes, ahora pretenden meterse por la ventana al gobierno al que no pudieron entrar por la puerta porque la ciudadanía se los impidió en las urnas.

La crítica es válida y necesaria, sobre todo en temas cruciales como el de la seguridad y los yerros del gobierno deben señalarse, pero de ninguna manera es válida cuando se usa como instrumento para aprovechar desgracias como la sangre derramada, para ganar cuestionables réditos políticos.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD