Contra el senderismo

Insultar, zaherir y humillar a los maestros no es, definitivamente, la mejor manera de combatir la influencia del neosenderismo en el magisterio, donde ha conseguido penetrar bases impacientes por sus postergadas reivindicaciones.

| 07 agosto 2012 12:08 AM | La Primera Palabra |  744 
744  

Todo lo contrario, cubrir a los profesores del Perú de epítetos, culparlos de la mala educación –herencia del abandono de ese sector clave para la vida nacional- y negarles el derecho a una mejor calidad de vida, lo que hace es agravar su malestar y su resentimiento y entregarlos a manos de los sectores que cultivan el radicalismo y la provocación y desprecian a la democracia.

Por eso es tan importante la aprobación de la Ley de Reforma Magisterial, que reivindique a los maestros, a todos, y les garantice sueldos decorosos y una perspectiva de desarrollo profesional y personal, para mejorar laboralmente y recibir insentivos si trabajan en los territorios más lejanos y abandonados del país.

La nueva legislación es necesaria para dejar atrás una ley del gobierno aprista que se aplicó agrediendo e insultando a los profesores y que solo incorporó a una décima parte de ellos, manteniendo congelados los sueldos de 225,000 maestros.

Un destacado experto en educación, insospechable de oficialismo, ha dicho atinadamente que la ley aprista ha sido causante del clima de confrontación reinante en el magisterio, lo que ha favorecido el surgimiento de una fracción influenciada por el neosenderismo.

Los remanentes apristas en el Parlamento pretenden hacer creer que su ley fracasó por el boicot del Sutep, satanizándolo como extremista, pese a que es objeto de la campaña divisionista de la fracción radical mencionada.

Esa fracción radical quedará aislada y sin posibilidades de mantener la influencia alcanzada, si el magisterio entra en una dinámica de mejoramiento de sus condiciones de vida y de trabajo, recibe facilidades para capacitarse y tiene ante sí la posibilidad de superación personal y profesional.

Difícilmente, por ejemplo, un maestro que trabaje en el Vraem para formar a la niñez de ese preterido territorio y reciba un sueldo de varios miles de soles, como lo prevé la ley de reforma, podría ser captado por las huestes de los Quispe Palomino. Y la educación será también un impedimento para que esos extremistas puedan captar más jóvenes.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.